Internacional - Política

Espionaje a Trump pudo darse por accidente

2017-03-22

El presidente de la Comisión de Asuntos de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin...

Por JULIE PACE y DEB RIECHMANN

WASHINGTON (AP) — Las comunicaciones privadas entre Donald Trump y su equipo de transición presidencial pudieron haber sido captadas por funcionarios estadounidenses de inteligencia que monitoreaban otros objetivos y distribuidas de manera indebida entre las agencias de espionaje, dijo el miércoles el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, una extraordinaria revelación pública de información que suele ser confidencial y que causó una rápida protesta por parte de los demócratas.

Los comentarios del representante republicano Devin Nunes provocaron que el demócrata de mayor rango en la comisión, Adam Schiff, renovara los llamados de su partido para que se realice una investigación independiente a los nexos de la campaña de Trump con Rusia, además de la indagatoria que realiza el panel encabezado por republicanos.

En conferencias de prensa consecutivas en el Capitolio y la Casa Blanca — en donde informó en privado al presidente —, Nunes dijo que estaba preocupado por el manejo de las comunicaciones por parte de las autoridades en los últimos días del gobierno de Barack Obama.

Dijo que la vigilancia se realizó legalmente y no parece estar relacionada con la actual investigación del FBI sobre los contactos entre allegados de Trump con Rusia, ni con la presencia de alguna orden penal. Y las revelaciones, afirmó, no cambian en lo absoluto su evaluación de que son falsas las incendiarias declaraciones de Trump de que se intervinieron los teléfonos en la Torre Trump.

Aún así, la Casa Blanca aprovechó de inmediato las declaraciones en lo que pareció ser un despliegue público coordinado.

Poco después de que Nunes habló desde el Capitolio, el portavoz de Trump, Sean Spicer, leyó su comunicado desde el podio de la sala de prensa de la Casa Blanca. El representante de California rápidamente se dirigió a informar personalmente al presidente y atender a la prensa afuera del Ala Oeste. La decisión de Nunes de informar al mandatario fue particularmente inusual, dado que Trump ciertamente tiene acceso a la información de sus agencias de inteligencia.

La representante demócrata Jackie Speier de California dijo que la revelación de Nunes podría ser un "arma de distracción masiva" a la luz de las acusaciones de coordinación entre los rusos y el equipo de campaña de Trump durante el periodo electoral de 2016 en contra de la demócrata Hillary Clinton.

"Esto podría ser mucho teatro", dijo Speier, quien también forma parte de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Afuera de la Casa Blanca, Nunes dijo: "Me molesta lo que leí y creo que también debería molestarle al presidente y a su equipo".

Por su parte, Trump dijo que "de alguna manera" se siente reivindicado por las revelaciones republicanas.

"Aprecio mucho el hecho de que encontraran lo que encontraron", declaró.

La divulgación ocurrió dos días después de que el director del FBI, James Comey, confirmó públicamente la propia investigación de la agencia sobre los vínculos de la oficina de campaña de Trump con Rusia, y rechazó las explosivas acusaciones del mandatario de que el gobierno del presidente Barack Obama había intervenido las líneas telefónicas de su rascacielos de Nueva York durante los comicios. Comey hizo sus comentarios durante la primera audiencia pública de la Comisión de Inteligencia sobre la injerencia de Rusia en la elección, una pesquisa supervisada por Nunes.

Nunes habló con los reporteros sobre la información nueva sin consultar con Schiff, y eso no le agradó al demócrata de mayor rango en la comisión.

Schiff dijo que ahora tiene "profundas dudas" respecto a la integridad e independencia de la indagatoria de la comisión. Señaló que "una investigación creíble no puede ser conducida de esta manera".

Nunes dijo que cree que las comunicaciones del equipo de Trump fueron captadas "incidentalmente", pero insinuó que los contenidos quizá fueron propagados inapropiadamente en reportes de inteligencia. Dejó abierta la posibilidad de que las comunicaciones fueron propagadas por razones políticas. Nunes no reveló cómo recibió la nueva información.

No quedó claro si las comunicaciones de Trump fueron monitoreadas. Nunes dijo en un principio que "sí" cuando se le preguntó si Trump estuvo entre quienes fueron afectados por el monitoreo de inteligencia, pero después dijo que sólo era "posible".

Es común que las comunicaciones de estadounidenses sean captadas en la vigilancia del gobierno federal a extranjeros, como cuando diplomáticos extranjeros se comunican telefónicamente con un ciudadano estadounidense. Normalmente el nombre del estadounidense no sería revelado en un informe sobre las comunicaciones interceptadas.

Sin embargo, si el revelar el nombre del estadounidense es de algún valor para la inteligencia extranjera, éste es "desenmascarado" y compartido con otros analistas de inteligencia que estén trabajando en comunicación con inteligencia extranjera.



arturo