Educación

China pone en marcha un plan para que los periodistas sean leales al Gobierno

2017-04-28

El control del Gobierno también se ha extendido estos últimos años en el sector educativo. El...

 

Pekín, 28 abr (EFE).- El Gobierno chino ha puesto en marcha un plan en centros educativos de periodismo para "guiar" a los profesionales de los medios de comunicación para que sean "leales a la causa informativa" del gobernante Partido Comunista, en un paso más del régimen por estrechar el control sobre este sector.

La Oficina General del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) ha pedido que las universidades incrementen sus estudios sobre "la visión marxista del periodismo" para lograr ese objetivo, según publicó a última hora del jueves la agencia oficial de noticias Xinhua.

En el marco de este plan, se establecerá un mecanismo educativo a largo plazo en escuelas de periodismo de todo el país para priorizar "los valores socialistas".

La medida se enmarca en la campaña emprendida por el Ejecutivo de Xi Jinping para estrechar el control sobre estos profesionales.

China es uno de los países con menor libertad de expresión y donde los periodistas encuentran más dificultades para realizar su trabajo, según las clasificaciones elaboradas por varios organismos.

Reporteros Sin Fronteras situó a China en el puesto número 176 de un total de 180 países en su informe sobre la libertad de expresión internacional de 2017 y denunció que es la "mayor prisión de periodistas ciudadanos".

El control del Gobierno también se ha extendido estos últimos años en el sector educativo. El diario South China Morning Post publica hoy que un profesor retirado de la Academia china de Gobernanza, donde se forman funcionarios del Gobierno, fue criticado y retirado de su puesto como vicepresidente de una sociedad por hablar con un medio extranjero.

Según un comunicado de esta academia, sus integrantes deben pedir permiso antes de hablar con la prensa extranjera -un requisito cada vez más habitual en todo tipo de centros educativos del país- y al parecer el profesor concedió dos entrevistas que no estaban autorizadas.

Sus "erróneas ideas" provocaron una "mala influencia", opinó el centro.



yoselin