Nacional - Economía

Las remesas hacia México marcan en marzo un nuevo máximo de nueve años

2017-05-03

El mal dato de remesas de febrero fue coyuntural. Los envíos de dinero de migrantes mexicanos...

Ignacio Fariza, El País

El mal dato de remesas de febrero fue coyuntural. Los envíos de dinero de migrantes mexicanos residentes en EE UU a sus familiares y allegados retornaron con fuerza a la senda alcista en marzo (+15,1%) y confirmaron la influencia de los buenos datos de empleo en la primera potencia mundial, según los datos publicados este miércoles por el Banco de México. Los 2.520 millones de dólares transferidos con dirección a México en el tercer mes del año constituyen el tercer mejor dato mensual de toda la serie histórica, solo superado por octubre de 2008 (2.637 millones) y mayo de 2006 (2.534 millones). Convertidas a pesos, dada la depreciación de la moneda mexicana en los últimos años, las remesas marcaron un nuevo récord de siempre: 48,900 millones, un 19,5% más que en el mismo mes de 2016 incluso descontada la inflación.

Los analistas ven dos factores detrás del buen dato de marzo: las condiciones económicas favorables en EE UU –pese al reciente enfriamiento del crecimiento en el primer trimestre del año–, que incentivan también el empleo de los mexicanos residentes en ese país, y el efecto calendario tras el mal dato de febrero (-1,2%). "En marzo la tasa de desempleo nacional en EE UU se ubicó en 4.5%, valor no observado desde 2007", inciden los especialistas de BBVA Research, el servicio de estudios del banco español con presencia en México. "Además, marzo pudo haber absorbido parte del monto que correspondía al mes de febrero".

En el cómputo general del primer trimestre, las remesas con dirección a México repuntaron un 7% respecto al mismo periodo de 2016, hasta los 6.640 millones de dólares. Las remesas son clave para el sostenimiento de millones de familias mexicanas, sobre todo en el ámbito rural, que dependen de las transferencias de sus familiares residentes en EE UU para salir adelante. Su evolución tiene, además, gran incidencia sobre el desempeño de la economía mexicana por la vía del consumo de los hogares. Seis Estados –Michoacán, Jalisco, Guanajuato, el Estado de México, Guerrero y Oaxaca– concentran el grueso del dinero recibido.

Según los datos más recientes, los envíos de dinero procedentes de EE UU suponen alrededor de un 2% del PIB mexicano, porcentaje que ha aumentado sustancialmente desde que se empezó a barruntar la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, por aquel entonces un candidato con un discurso hostil sobre los envíos de dinero de los migrantes mexicanos que, forzado por las circunstancias, ha ido suavizando con el paso de los meses.



yoselin