Nacional - Economía

Aumenta la inflación más rápido de lo que se esperaba

2017-05-08

Si bien la Reserva Federal de Estados Unidos decidió no mover la postura monetaria estadunidense en...

Juan Carlos Miranda, La Jornada


Analistas financieros advirtieron que la inflación aumenta "más rápidamente de lo que se esperaba" y se encuentra en los niveles más altos desde 2009.

Indicaron que si bien el índice general de precios aumentó de manera temporal por el gasolinazo y la volatilidad en el tipo de cambio, su permanencia "implica el riesgo de comenzar a generar una inercia indeseable y que podría ser difícil de romper".

En un análisis de fin de semana, especialistas de Scotiabank destacaron que una vez que la realidad y los contrapesos institucionales parecen haberse impuesto sobre la retórica de campaña de Donald Trump, el pesimismo detonado por el cambio de administración en Estados Unidos aminora, lo que permite tener perspectivas de crecimiento un poco más positivas y un tipo de cambio menos presionado.

Señalaron que algunos indicadores sugieren un avance en el mercado interno y que hay una inercia más positiva en la actividad económica.

Luego de que los analistas económicos del sector privado consultados por el Banco de México incrementaran su expectativa de crecimiento para la economía mexicana este año de 1.4 a 1.6 por ciento, Scotiabank incrementó su pronóstico hasta 2 por ciento, y destacó que aunque es positivo, está por debajo del potencial del país.

Detallaron que aunque en el entorno global persiste una alta incertidumbre y diversos riesgos importantes, los de naturaleza interna podrían obstaculizar el desempeño económico, en particular los problemas de inseguridad pública e incertidumbre política.

El estudio del grupo financiero señaló que la inversión fija bruta en el país registró un mal inicio de año como resultado de la fuerte incertidumbre que se generó con el cambio de gobierno en Estados Unidos y la posibilidad de que se adoptaran medidas proteccionistas, con lo cual en febrero cayó 3.1 por ciento anual.

Sin embargo, ante el cambio de panorama las expectativas de caída bajaron de menos 2.6 a menos 0.7 por ciento para 2017.

Las perspectivas de consumo privado subieron de 1.9 a 2.6 por ciento y el tipo de cambio también fue revisado a la baja, de 21.27 a 20.39 pesos por dólar para el cierre de 2017 y de 21.68 a 20.79 pesos por dólar para 2018.

Banorte-Ixe adelantó que con el cambio en el panorama internacional la tasa de interés se volverá a incrementar 0.25 puntos porcentuales en la reunión de política económica del 22 de junio.

Si bien la Reserva Federal de Estados Unidos decidió no mover la postura monetaria estadunidense en mayo, como era ampliamente esperado, que su comité directivo haya caracterizado la desaceleración de la actividad económica como "temporal" hace pensar que antes de terminar el año habrá por lo menos dos alzas adicionales a las tasas de interés.

Lo anterior se ve confirmado con el reporte de generación de empleos de abril en Estados Unidos, el cual indicó que en ese mes se crearon 211 mil plazas, lo que colocó el índice de desempleo en 4.4 por ciento, el más bajo desde mayo de 2007.

En línea con su cambio de perspectiva con respecto a la política monetaria en Estados Unidos, los analistas de Banorte esperan ahora que suba su tasa de referencia también en su reunión de junio.

Explicaron que la perspectiva del tipo de cambio se ha tornado más favorable, mientras las expectativas de inflación de mediano plazo se han anclado, lo que da margen a la autoridad monetaria para no subir tasas en la reunión del próximo 18 de mayo.



yoselin