Ecología y Contaminación

Canadá valora papel de Estados unidos en reunión de Consejo del Ártico

2017-05-12

Según Freeland, el secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson desempeñó un papel positivo...

 

Ottawa, 12 may (PL) La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, valoró hoy la adhesión de Estados Unidos a los esfuerzos del Consejo del Ártico para mitigar el cambio climático, aunque Washington amenaza con abandonar el acuerdo de París.

Según Freeland, el secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson desempeñó un papel positivo para adoptar una declaración pública que todos pudieran firmar, lo cual se interpreta como un reconocimiento al acuerdo de París sobre cambio climático y al programa de Naciones Unidas relacionado con las metas de Desarrollo Sostenible.

Me complace que hayamos conseguido un buen acuerdo gracias a la asociación de todos los miembros del Consejo del Ártico, incluyendo a Estados Unidos y el secretario Tillerson, declaró Freeland a medios de prensa.

Sin embargo, la jefa de la diplomacia canadiense evitó referirse a declaraciones de su homólogo estadounidense, quien manifestó que el presidente Donald Trump se tomará su tiempo para adoptar una decisión sobre cómo abordar el tema del cambio climático. Actualmente estamos revisando varias políticas importantes, incluyendo cómo la administración tratará ese asunto, apuntó Tillerson al término de la X reunión ministerial del Consejo Ártico efectuada durante miércoles y jueves en la ciudad de Fairbanks, en el estado norteamericano de Alaska.

Expresó además que Washington no va a apresurarse en tomar una decisión, y sostuvo que el Consejo seguirá siendo una plataforma importante a medida que deliberan sobre esas cuestiones.

La entidad que agrupa a las ocho naciones con fronteras dentro del círculo polar Ártico: Estados Unidos, Canadá, Rusia, Finlandia, Islandia, Suecia, Dinamarca y Noruega, aprobó la víspera una declaración final que ubica como prioridades para los próximos dos años la protección del medio ambiente, conectividad, cooperación meteorológica y educación en el área.

Además, los cancilleres participantes firmaron el tercer acuerdo vinculante negociado bajo los auspicios del Consejo, el cual estará destinado a mejorar la cooperación científica internacional en la región.

En el documento de 46 puntos se señala la preocupación por el impacto generalizado del cambio climático en el medio marino del Ártico y la creciente acumulación de desechos marinos, y se reitera la importancia de la prevención y respuesta frente a la contaminación por hidrocarburos.

La declaración advierte una vez más que el Ártico se está calentando a más del doble de la tasa promedio mundial, y que el ritmo y la escala del calentamiento dependerá de las futuras emisiones de gases de efecto invernadero y contaminantes climáticos de corta duración.

Ante los cambios reales y potenciales, los científicos y expertos en política ambiental consideran clave que el Gobierno de Trump permanezca en el Acuerdo de París sobre cambio climático, un pacto que el mandatario amenazó con abandonar.

Hasta la fecha el jefe de Estado no definió nada al respecto, y hace dos días anunció que no tomará una decisión sobre el asunto hasta después de que se celebre la cumbre del G-7 a finales de este mes en Alemania.



yoselin