Pan y Circo

Donald Trump saca pecho del "Trumpleaks" en Twitter

2017-05-17

La razón de Trump para hablar de esos temas, añadía aludiendo a razones humanitarias, es que...

CAROLINA M. ADALID, elmundo.es

Ante el incendio político-mediático que surgió este lunes cuando el diario The Washington Post publicó que el presidente de EU había compartido información altamente reservada con diplomáticos rusos, Donald Trump, ha reavivado las llamas hoy.

En su tanda (casi) habitual de tuits mañaneros para responder a los medios o reaccionar a lo que sucede en el mundo, el presidente defendió su "derecho absoluto" a compartir información con los representantes del Kremlin. "Como presidente quise compartir con Rusia (en un encuentro abierto en la Casa Blanca), -lo que tengo derecho absoluto a hacer-, hechos pertinentes sobre terrorismo y vuelos seguros", se podía leer en su cuenta personal. No hacía mención a la información compartida y si era confidencial.

La razón de Trump para hablar de esos temas, añadía aludiendo a razones humanitarias, es que "quiero que Rusia intensifique su lucha contra IS y el terrorismo". Hace casi una semana, el presidente se reunió en el Despacho Oval con el ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, y el embajador de Moscú en Washington, Sergei Kislyak.

Este martes, preguntado durante la rueda de prensa conjunta con el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan por la reunión, Trump se limitó a insistir en que "fue un encuentro muy, muy exitoso".

En menos de un minuto despachó la cuestión sobre si había dado información clasificada a Lavrov, subrayando la importancia de la lucha contra IS y asegurando que "vamos a tener granes éxitos en los próximos años". Antes de abandonar la sala mientras los periodistas lanzaban sus preguntas, el presidente mencionó que quiere tener tanta ayuda para combatir el terrorismo como sea posible; "una de las cosas bonitas que ha pasado con Turquía", dijo con Erdogan a su lado.

Falso desmentido

Durante la celebración del encuentro de Trump con los diplomáticos rusos en la Casa Blanca ya hubo polémica a cuenta de la presencia del fotógrafo oficial ruso -que compartió las fotografías con la agencia de noticias moscovita- y la ausencia de medios estadounidenses. Las imágenes de la cita fueron difundidas por la agencia TASS.

La locuacidad del presidente ha generado malestar en las filas republicanas y en las agencias de Inteligencia; no sólo por la información compartida -sobre el supuesto complot de IS-, sino porque podría haber puesto en peligro al país aliado que informó sobre el plan.

Trump además ha vuelto a dejar a su equipo en mal lugar. El consejero de seguridad nacional, H.R. McCaster, desmintió categóricamente la información del diario asegurando que "el presidente no reveló ninguna operación militar que no se conociese públicamente".

En un breve comunicado, McCaster añadió que "en ningún caso" se debatieron "métodos o fuentes de Inteligencia". En la misma línea apuntó el secretario de Estado, Rex Tillerson, que incidió en que durante la reunión no se abordaron temas sobre fuentes, métodos ni operaciones militares. Cuestiones a las que no se refiere la información publicada primeramente por The Washington Post.

Poco después de que Trump defendiera su "derecho absoluto" a compartir información sobre terrorismo con Rusia, el general McCaster volvió a salir a escena para defender al presidente. En un encuentro con los medios de comunicación en la Casa Blanca, el consejero de seguridad nacional subrayó que la conversación mantenida con Lavrov y Kislyak fue "completamente apropiada" y "coherente".

Información apropiada

Preguntado específicamente si la información compartida era clasificada o no, McCaster se negó a responder repitiendo que era "completamente apropiada" y que Trump "no comprometió ninguna fuente" de inteligencia.

Es más, añadió con gesto grandilocuente el consejero, "el presidente no era consciente de la procedencia de esa información". El diario The New York Times apuntó hoy que los "hechos" a los que se refirió Trump en la reunión con Lavrov -un supuesto complot de IS- proceden de fuentes israelíes, según las fuentes consultadas por el periódico.

El embajador de Israel en EU, Ron Dermen, no confirmó la información. Sin embargo, remitió un comunicado al diario reafirmándose en la buena relación de los países. "Israel tiene plena confianza en el intercambio de información de nuestra inteligencia con EU y espera profundizar esa relación en los próximo años con el presidente Trump".

La agencia Associated Press ha señalado de una fuente europea que su país se está planteando dejar de informar a EU si se confirma que dio detalles clasificados a los diplomáticos de Moscú.



yoselin