Internacional - Seguridad y Justicia

Policía de Colombia se declara en alerta por posibles ataques con vehículos bombas

2017-05-17

La amenaza del Clan del Golfo, la principal banda criminal de Colombia dedicada al narcotráfico y...


BOGOTÁ, 17 mayo (Reuters) - La policía de Colombia se declaró el miércoles en estado de máxima alerta para evitar posibles ataques con vehículos cargados de explosivos del Clan del Golfo contra funcionarios gubernamentales y efectivos de las Fuerzas Armadas en las principales ciudades del país.

La amenaza del Clan del Golfo, la principal banda criminal de Colombia dedicada al narcotráfico y conformada por antiguos paramilitares de ultraderecha, se suma a una escalada de ataques selectivos contra policías por parte de pistoleros a sueldo, en la que han muertos 11 uniformados en las últimas dos semanas en ciudades y pueblos del norte del país.

El director encargado de la Policía Nacional, general Ricardo Restrepo, dijo que el plan del Clan del Golfo para realizar ataques con carros bombas en Bogotá y Medellín se puso al descubierto con el testimonio de un integrante de esa organización capturado recientemente.

"Yo no puedo decirle a los colombianos que estemos tranquilos en que no va a haber un carro bomba, lo que sí puedo decirles es que pueden tener la plena seguridad de que vamos a seguir nosotros trabajando (...) persiguiendo estos criminales para evitar que eso suceda", declaró el oficial a periodistas.

Restrepo reveló que los planes del Clan de Golfo son en represalia por recientes golpes de la policía a esa organización que incluye la muerte en combate de un dirigente y decomiso de cargamentos de cocaína.

Las estrategias de la banda criminal de ordenar el asesinato de policías por parte de pistoleros a sueldo y la intención de ejecutar ataques con carros bombas, son similares a las que utilizó el extinto jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, en medio de su guerra contra el Estado colombiano.

Escobar, muerto en un operativo de la policía en diciembre de 1993 en Medellín, pagó a sicarios por asesinar cientos de uniformados y ordenó ataques selectivos e indiscriminados con carros bombas que provocaron terror en Colombia.

El Clan del Golfo es liderado por el prófugo Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, por quien el Gobierno de Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares por información que permita su captura.



arturo