Nacional - Economía

El país aún afronta riesgos externos elevados respecto a la relación con EU

2017-05-25

Desde entonces, México ha contado con la opción de utilizar esos recursos para afrontar episodios...

Roberto González Amador, La Jornada


México sigue afrontando "riesgos externos elevados" que se relacionan con la incertidumbre respecto de la relación bilateral con Estados Unidos, particularmente en materia comercial, afirmó este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo decidió renovar, por otros dos años, una línea de crédito flexible (LCF) en favor del gobierno mexicano por 86 mil millones de dólares, extendida por primera vez en abril de 2009.

Desde entonces, México ha contado con la opción de utilizar esos recursos para afrontar episodios de volatilidad que puedan afectar sus cuentas externas, aunque hasta ahora no ha sido empleada. Para acceder a esos fondos, el gobierno no debe cumplir con ninguna condición impuesta por el FMI, como ocurre con los préstamos tradicionales del organismo.

"La economía de México ha mostrado resiliencia ante los episodios de volatilidad en los mercados financieros. El país continúa afrontando riesgos externos elevados relacionados con la incertidumbre sobre el futuro de las relaciones bilaterales con Estados Unidos. No obstante esta incertidumbre, el crecimiento moderado continúa y los mercados cambiario y de deuda soberana han continuado funcionando adecuadamente. A pesar de que algunos factores temporales han llevado a la inflación por encima del objetivo, las expectativas de inflación de mediano plazo permanecen bien ancladas", sostuvo el FMI, al anunciar la renovación de la LCF.

En un comunicado conjunto, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público expusieron que la renovación de la LCF por parte del Fondo Monetario Internacional confirma que México ha preservado la fortaleza de sus políticas económicas y los fundamentos de su economía continúan estando sanos.

Mientras, el FMI destacó que las autoridades mexicanas han reafirmado su compromiso con el plan de consolidación fiscal, que habrá de poner a la deuda pública, que actualmente representa 48 por ciento del producto interno bruto, en una trayectoria descendente, así como con el mantenimiento de expectativas de inflación bien ancladas, la reconstitución gradual de las reservas internacionales y una supervisión sólida del sistema financiero interno. Se espera que la implementación de la amplia gama de reformas estructurales incremente el crecimiento de mediano plazo, auguró el organismo.

"El acuerdo bajo la Línea de Crédito Flexible, para el cual México continúa cumpliendo con los requisitos de calificación, desempeñará un papel importante en apoyo a la estrategia macroeconómica de las autoridades, al otorgar un seguro adicional frente a riesgos extremos y al apuntalar la confianza del mercado. Las autoridades continúan dando al acuerdo un carácter precautorio y han expresado su intención de reducir el nivel de acceso bajo cualquier posible solicitud de acuerdos futuros bajo la LCF, siempre y cuando se dé una reducción en los riesgos externos que afectan a México", añadió.

México tuvo acceso por primera vez a la LCF en abril de 2009. Este instrumento es puesto a disposición de países que, a juicio del FMI, han logrado solidez macroeconómica, pero están expuestos a sufrir el efecto de choques externos. Hasta ahora, la han recibido Mexico, Colombia y Polonia.



yoselin