Internacional - Finanzas

Banco de Inglaterra deja tasas sin cambios, pero más autoridades se inclinan por ajuste monetario

2017-06-15

Los miembros del externos del Comité de Política Monetaria (CPM) Ian McCafferty y Michael Saunders...

 

Por David Milliken y Andy Bruce

LONDRES (Reuters) - El Banco de Inglaterra (BoE) remeció el jueves a los mercados financieros al afirmar que tres de los miembros de su panel de política monetaria respaldaron un alza de tasas de interés, lo más cerca que ha estado el organismo de subir los tipos desde 2007, pese a los indicios de una ralentización de la economía en Reino Unido.

Los miembros del externos del Comité de Política Monetaria (CPM) Ian McCafferty y Michael Saunders se sumaron a Kristin Forbes, que desde un primer momento defendía el aumento de tasas, para revertir la decisión del pasado agosto del banco central de recortar los tipos en un 0,25 por ciento, dijo la institución.

Pero el gobernador del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés), Mark Carney, junto a otros cuatro miembros del CPM votaron a favor de dejar sin cambios la tasa de interés de referencia.

La libra esterlina se disparó casi un céntimo frente al dólar y los bonos a 10 años del Gobierno británico subieron 8 puntos básicos a raíz de la noticia, que se produce justo una semana después de que la primera ministra, Theresa May, fracasó en su intento por afianzar una mayoría absoluta en el Parlamento con unas elecciones anticipadas.

Los economistas que participaron en una encuesta de Reuters esperaban que solo Forbes - cuyo mandato en el comité termina a final del mes - respaldara un alza de tasas, en vista de las señales de una ralentización del crecimiento económico en los primeros tres meses de 2017.

"Es sorprendente que tres miembros votaran a favor de la subida, dadas las señales existentes de que este periodo de debilitamiento de la economía va a ser largo, y esta semana hemos tenido más pruebas de un crecimiento más moderado de los ingresos", dijo el economista de Investec Philip Shaw.

"Uno tendría que preguntarse en esta situación de dónde vienen las presiones inflacionarias a largo plazo", aseveró.

El miércoles, la Reserva Federal de Estados Unidos elevó su rango meta de la tasa de interés referencial a entre 1 por ciento y 1,25 por ciento - a pesar de algunos datos domésticos que apuntaron a cierto debilitamiento de la actividad - e indicó que es probable que siga ajustado su política monetaria en lo que resta del año.



yoselin