Migración

Los inmigrantes de la UE en el Reino Unido necesitarán un carné de identidad para poder quedarse tras el Brexit 

2017-06-27

La premier Theresa May ha recalcado ante el Parlamento que se trata de una oferta "seria y...

CARLOS FRESNEDA / El Mundo

Los más de tres millones de inmigrantes de la UE en el Reino Unido necesitarán solicitar un carné de identidad especial para certificar su estatus y poder quedarse en el país después del Brexit, según ha anunciado el lunes la primera ministra Theresa May en el Parlamento británico.

May ha detallado la líneas maestras de su plan, contenido en 15 páginas y remitido a Bruselas, donde sus propuestas han sido criticadas ya como "insuficientes" o "por debajo de las expectativas".

El anuncio ha creado malestar entre los europeos afincados en el Reino Unido ante el temor a un proceso burocrático que pueda prolongase durante meses. Aparentemente, los más de 150,000 ciudadanos europeos que habían logrado ya solicitar con éxito el permiso de "residencia permanente", tendrían que volver a ponerse a la cola para solicitar el nuevo estatus, tras demostrar que han pasado al menos cinco años en el país.

Aunque no se ha determinado la fecha en la que se producirá el corte para los inmigrantes de la UE, el Ministerio de Interior concederá un "período de gracia" de 24 mese para que la gente pueda regular su situación.

La premier Theresa May ha recalcado ante el Parlamento que se trata de una oferta "seria y generosa", y que los ciudadanos europeos tendrán en un última instancia prácticamente los mismos derechos de que los británicos en lo que respecta a pensiones, asistencia sanitaria o ayudas sociales (aunque ciertos elementos de la asistencia sanitaria o la regulación de los trabajadores autónomos figuran sin embargo en la categoría "bajo negociación").

La oferta a los ciudadanos europeos deja fuera a los aproximadamente 13,000 detenidos de varias nacionalidades de la UE (encabezadas por polacos e irlandeses) por delitos sexuales, de violencia y droga. Los "delincuentes europeos" serían deportados a sus países de origen tras el Brexit.

May ha insistido en que su oferta está pensada para "aplacar la ansiedad" de los ciudadanos europeos y ha recalcado que todo aquel que haya estado cinco años en el país tendrá el derecho a traer a sus esposa y a sus hijos.

El líder laborista Jeremy Corbyn no ha tardado en replicar a la propuesta de May. "Lo que está ofreciendo es muy poco y muy tarde", ha dicho Corbyn. "El Gobierno británico debería haber dado una garantía unilateral a los ciudadanos europeos hace un año, justo después de la votación del Brexit".

Michel Barnier, el negociador de la UE en el Brexit ha considerado insuficientes las garantías de los inmigrantes en el Reino Unido y ha asegurado que "el objetivo de la UE sobre los derechos de los ciudadanos es que tengan el mismo nivel de protección que en la ley europea. Hace falta más ambición, claridad y garantías que las ofrecidas hoy por Reino Unido". 



arturo