Internacional - Política

Destacados "Erdogan utilizó al golpe como una excusa"

2017-07-14

"Desde ese momento el gobierno comenzó a crear una nueva construcción...


(ANSA) - ANKARA, 13 JUL - El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan utilizó la intentona de golpe de Estado de hace un año como una "excusa para imponer un sistema autoritario".
    
Así lo destacó en una entrevista a ANSA Ali Bayramoglu, analista de la región del medio Al Monitor, quien por años siguió paso a paso las políticas del mandatario.
    
"Erdogan fue mucho más allá de la lucha contra los simpatizantes de Fethullah Gulen, lo que hizo fue reprimir a toda la oposición, desde la izquierda hasta los kurdos", indicó Bayramoglu, quien cuenta como ha visto cambiar a su país a partir de esa noche del 15 de julio del año pasado.
    
"Desde ese momento el gobierno comenzó a crear una nueva construcción ideológica, no sólo fue un golpe fallido sino también el nacimiento de una nueva nación", indicó el analista, según el cual las purgas llevadas a cabo por el mandatario golpearon a fondo a la estructura de poder que organizó el intento golpista.
    
"La existencia de los 'gulenistas' en los aparatos del Estado era algo de lo que se sospechaba desde hace tiempo pero todos -incluído Erdogan- quedaron sorprendidos por el nivel al que había llegado la infiltración", que de hecho fue "un grupo clandestino dentro del sistema político, económico y mediático extremadamente influyente", indicó Bayramoglu.
    
"Creo que pese a las purgas esa infiltración sigue estando presente, pero indudablemente con menos eficacia: además, ahora no está sólo el peligro 'gulenista' sino también el 'erdoganista'", añadió.
    
En otras palabras, según Bayramoglu "las medidas tomadas en Turquía son otra cosa respecto de lo que indica el derecho universal, se han empleado métodos que no son ni democráticos ni legítimos: las purgas siguen estando, las presiones contra la oposición empujan al país a un autoritarismo siempre mayor".
    
Sin embargo, en los días pasados la oposición reapareció con una gran manifestación en Estambul, al término de una "marcha por la justicia" de 430 kilómetros que había iniciado en Ankara.
    
"Quienes marcharon con el líder de la socialdemocracia CHP, Kemal Kilicdaroglu, estaban contra el golpe, pero también están contra las masivas purgas llevadas a cabo en los últimos tiempos", añadió.
    
"Esta manifestación, concluyó Bayramoglu, representa un nuevo elemento en el escenario político turco y da esperanza a muchos de aquellos que han sufrido con Erdogan. No hay duda de que hay un clima nuevo, sobre todo en vista de las elecciones presidenciales del 2019".



yoselin