Internacional - Política

Líderes musulmanes llaman al retorno a los rezos después que Israel retira medidas de Al-Aqsa

2017-07-27

La decisión de Israel marca una contención significativa por parte del Gobierno del...

 

JERUSALÉN (Reuters) - Los líderes locales musulmanes llamaron a los fieles a volver a rezar en la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén el jueves después de que Israel cedió tras 10 días de manifestaciones a menudo violentas y retiró todas las medidas de seguridad que había instalado en el sitio.

La decisión de Israel marca una contención significativa por parte del Gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu y tuvo lugar días después de un esfuerzo diplomático de Naciones Unidas, del involucramiento del enviado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a Oriente Medio y de la presión de países de la región como Turquía, Arabia Saudita y Jordania.

La disputa comenzó después de que Israel instaló detectores de metales, cámaras y barreras de acero en entradas musulmanas hacia la Explanada de las Mezquitas cuando unos árabes armados mataron a dos policías israelíes el 14 de julio en el lugar.

La seguridad adicional provocó días de agitación, con enfrentamientos violentos en las calles de Jerusalén Oriental. Fuerzas israelíes mataron a tiros a cuatro palestinos en los enfrentamientos y un palestino apuñaló y mató a tres israelíes.

La mayoría de los musulmanes se han negado a entrar en el complejo en las últimas dos semanas y han optado por rezar en las calles alrededor de la Ciudad Vieja. Sin embargo, los líderes musulmanes se declararon satisfechos de que las autoridades israelíes hayan vuelto a instaurar las medidas de seguridad previas al 14 de julio.

"El informe técnico mostró que fueron retirados todos los obstáculos que la ocupación (Israel) puso fuera de la mezquita de Al-Aqsa", dijo Abdel-Azeem Salhab, jefe de Waqf, el fondo financiado por Jordania que supervisa los sitios sagrados musulmanes en Jerusalén.

Facciones políticas palestinas emitieron comunicados respaldando el anuncio de Waqf, que podría contribuir a mitigar la agitación. Antes del anuncio, llamaban a un "día de furia" el viernes, que probablemente habría intensificado la violencia.

Jordania afirmó que la remoción por parte de Israel de las medidas de seguridad adicionales era "un paso esencial para calmar la situación" y el rey Salman de Arabia Saudita afirmó que había estado en contacto con Estados Unidos y otras potencias mundiales para tratar de reducir las tensiones.

Los palestinos no reconocen la autoridad de Israel en Jerusalén Oriental, que quieren que sea la capital de un futuro Estado palestino, y son extremadamente sensibles a la presencia de fuerzas de seguridad israelíes en y alrededor de la Explanada de las Mezquitas.



yoselin