Automotriz

Trump celebra anuncio sobre nueva planta de Toyota y Mazda en Estados Unidos

2017-08-04

El jefe de Estado destacó la noticia en una serie de tuits en los cuales abordó lo...


Washington, 4 ago (PL) Los fabricantes japoneses de automóviles Toyota y Mazda confirmaron hoy el establecimiento de una planta conjunta de ensamblaje de mil 600 millones de dólares en Estados Unidos, noticia que fue rápidamente celebrada por el presidente Donald Trump.

El anuncio agregó que la instalación permitirá contar hasta con cuatro mil nuevos puestos de trabajo y poseerá la capacidad de ensamblar 300 mil vehículos al año.

También se conoció que Toyota, el segundo mayor productor de autos a nivel mundial, tendrá una participación del cinco por ciento en la otra compañía para desarrollar vehículos eléctricos.

La primera de las firmas ya opera una amplia red de instalaciones en esta nación, pero Mazda no ha manejado una fábrica aquí desde que abandonó una empresa conjunta de larga data con Ford hace varios años.

Toyota y Mazda construirán una nueva planta de mil 600 millones en Estados Unidos y crearán cuatro mil nuevos puestos de trabajo, escribió el mandatario en su cuenta de la red social Twitter en la madrugada de este viernes.

El jefe de Estado destacó la noticia en una serie de tuits en los cuales abordó lo que considera un buen desempeño económico del país, como el hecho de que la confianza del consumidor esté en su mayor nivel en 16 años o que haya buenas cifras de empleo. Desde su etapa como candidato republicano Trump prometió traer empresas radicadas en otros países de regreso a Estados Unidos y promover condiciones para que grandes compañías se instalen o amplíen su presencia en la nación.

Como vía para lograrlo se refirió a su anunciada reforma fiscal, que busca disminuir a un 15 por ciento la tasa de impuesto corporativa, la cual actualmente es del 35 por ciento, una meta que provoca preocupaciones sobre su posible influencia en el déficit.

Pese a esa reiterada promesa, en la que Trump aseguró hoy que siguen trabajando, el tema no ha tenido un debate en el Congreso, debido al tiempo invertido en otra de las prioridades legislativas del mandatario, la derogación del Obamacare, que aún no ha podido concretarse.



yoselin