Reportajes

Las ocho rondas de sanciones en 11 años que no han frenado a Corea del Norte 

2017-09-12

Del petróleo al marisco, y de las armas a los productos de lujo. Las sanciones del Consejo...

Macarena Vidal Liy, El País

Del petróleo al marisco, y de las armas a los productos de lujo. Las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU vetan la actividad comercial con Corea del Norte sobre una amplia gama de productos. A medida que este país sigue adelante con sus ensayos atómicos, la lista sigue creciendo. El órgano multilateral aprobó este lunes en Nueva York una nueva ronda de prohibiciones en represalia por la sexta prueba nuclear del régimen de la familia Kim, uno de los más sancionados del mundo. Pero, pese a la dura presión exterior, Pyongyang no da visos de ceder en su determinación a dotarse de un programa de armamento que le permita hacer estallar una bomba de hidrógeno en suelo estadounidense.

¿Qué prohíbe esta nueva ronda de sanciones?

Ataja las ventas norcoreanas de textil, la segunda mayor fuente de exportaciones para Corea del Norte, y el envío de gas natural a ese país. También restringe aún más el suministro de petróleo y productos refinados, ya atajados en resoluciones previas, y requiere las inspecciones de los barcos norcoreanos.

Asimismo veta a los países que acepten nuevos trabajadores norcoreanos, más allá de los cerca de 93,000 que Pyongyang ya ha enviado como mano de obra al exterior y que generan con sus empleos otra fuente de ingresos bienvenida por el régimen.

En agosto, la ONU ya aprobó la prohibición a partir de este mes de las exportaciones norcoreanas de marisco, carbón (su principal fuente de divisas y cuyo principal mercado es China) y plomo.

¿Son efectivas las sanciones?

Pese a las presiones internacionales, Corea del Norte ha continuado adelante a marchas forzadas con su programa de misiles balísticos y de armamento nuclear. Su economía, aunque no existen cifras oficiales, también ha crecido lenta pero gradualmente a lo largo de la última década. Las sanciones contienen excepciones y vaguedades que permiten escapatorias: no existe un consenso entre los países, por ejemplo, acerca de qué constituye un artículo de lujo, o cuál es la cantidad que debe considerarse apropiada para la supervivencia de la población, como ha sido el caso durante años en el caso del carbón. Y, por supuesto, existe el contrabando.

¿Qué papel juega China?

Como principal socio comercial de su vecino, su participación es básica. Aunque hasta este año ha sido renuente en aplicar las prohibiciones internacionales, en febrero sorprendió con el anuncio de un embargo de sus compras de carbón a Corea del Norte para el resto del año. Y, molesta con el nuevo ensayo nuclear de su vecino este mes, ha dado su visto bueno a la ronda de sanciones de este lunes; aunque, para conseguir la luz verde de Pekín, Estados Unidos ha tenido que rebajar la dureza de los castigos que preveía inicialmente.

¿Cómo ha reaccionado Corea del Norte a las nuevas sanciones?

Ha prometido venganza contra Estados Unidos. En la primera reacción pública del régimen contra la nueva resolución, el embajador norcoreano en Ginebra, Han Tae-song, declaró a la Conferencia de la ONU sobre Desarme que su país “hará padecer a Estados Unidos el mayor dolor que haya sufrido en toda su historia”, informa France Presse.

¿Cuándo comenzaron las sanciones?

En 2006, cuando Corea del Norte, entonces regida aún por Kim Jong-il, el padre del actual líder supremo Kim Jong-un, llevó a cabo su primera prueba nuclear. Entonces, la resolución 1.718 del Consejo de Seguridad prohibió las exportaciones de suministros militares y bienes de lujo. Esa norma exige también la congelación de los activos financieros norcoreanos. Desde entonces, se han impuesto ocho rondas de prohibiciones.

¿Quiénes son los principales clientes comerciales de Corea del Norte?

El gran socio comercial de Pyongyang es China, que concentra el 90% de las exportaciones de su vecino. A gran distancia se encuentran países como India y Pakistán.

¿Qué otros productos o servicios están vetados?

La resolución 1.874, aprobada tras la segunda prueba nuclear norcoreana, en 2009, aumenta el embargo de armas y exhorta a los países miembros de la ONU a inspeccionar los barcos sospechosos de transportar hacia Corea del Norte cargamentos prohibidos y a destruirlos, en caso de localizarlos. Esta provisión fue ampliada en 2013, después de que el régimen de Kim Jong-un pusiera en órbita un satélite.

Después de la tercera prueba nuclear, la ONU impuso sanciones a las transferencias de fondos relacionados con el país. Tras la cuarta, prohibió las exportaciones de oro, vanadio, titanio y metales raros. Se le sumaba una prohibición inicial al comercio con carbón y hierro, aunque solo aquellas cantidades que no se consideraran necesarias para la supervivencia de la población.

En noviembre de 2016 se endurecieron las provisiones contra la exportación de carbón y se prohibió el comercio con cobre, níquel, plata y cinc.

¿Solo la ONU impone sanciones a Corea del Norte?

No. Algunos países o grupos de Estados imponen también sus propias prohibiciones. Estados Unidos veta la entrada en su territorio de determinados integrantes del régimen; también aplica sanciones contra determinados individuos o entidades chinas y rusas que colaboren con Pyongyang.

La Unión Europea mantiene también su embargo de armas o de venta de combustible para aviones, entre otras medidas. Corea del Sur prohibió el intercambio comercial con su vecino en 2010, a raíz del hundimiento de su buque militar Cheoson, y completó ese veto en 2016 tras la cuarta prueba nuclear norcoreana. Japón, otro de los países próximos, impide el envío de remesas superiores a los 100,000 yenes (casi 800,000 euros) o la presencia de barcos norcoreanos en sus aguas.



yoselin