Automotriz

México es el problema': Trabajadores de General Motors en Canadá

2017-09-19

"Estos trabajadores están luchando por buenos trabajos. No solo para ellos, sino para...

Por IAN AUSTEN

OTTAWA, Canadá — Los trabajadores de una planta armadora de General Motors en Ontario iniciaron una huelga la tarde del domingo debido a que los líderes del sindicato reportaron un punto muerto en las negociaciones para evitar que los empleos en Canadá se muden a México.

Es la primera huelga en una planta armadora canadiense en 21 años. Los casi 2750 empleados sindicalizados en la fábrica, en Ingersoll, Ontario, tal vez tomaron el valor para convocar una huelga con base en el hecho de que la planta ensambla la Chevrolet Equinox, un pequeño vehículo utilitario que es un éxito de ventas para General Motors.

Un comunicado del sindicato afirma que no han llegado a acuerdos en las negociaciones para lograr que Ingersoll sea designada como la principal ciudad armadora de la Equinox. En julio, la producción de la GMC Terrain, un vehículo similar, fue llevada de Ingersoll a México, lo que causó la pérdida de 600 empleos en la fábrica canadiense. La Equinox también se hace en México.

“Estos trabajadores están luchando por buenos trabajos. No solo para ellos, sino para la comunidad entera”, dijo Jerry Dias, presidente de Unifor, el sindicato que representa a los trabajadores.

En un breve comunicado, General Motors de Canadá dijo que había logrado “progreso muy positivo en varios temas durante las pasadas semanas” con el sindicato y había pedido a Unifor volver a las negociaciones.

La Equinox es parte de un segmento de mercado cada vez más popular en el cual compite contra dos vehículos también construidos en Ontario: la Toyota RAV4 y la Honda CRV. De acuerdo con Automotive News, las ventas anuales hasta agosto reportaban un incremento del 17 por ciento en Estados Unidos y del 40 por ciento en Canadá. Las distribuidoras estadounidenses de General Motors tienen suficientes camionetas Equinox en inventario para cubrir 53 días de ventas en comparación con un promedio de 82 días para todos los otros modelos de Chevrolet, de acuerdo con Automotive News.

La compañía gastó 800 millones de dólares canadienses (660 millones de dólares estadounidenses) en nuevas instalaciones y herramientas en Ingersoll para la versión actual de la Equinox.

La fábrica es propiedad de General Motors, pero originalmente fue usada para un proyecto conjunto con Suzuki. Eso significa que sus trabajadores no están cubiertos por el contrato colectivo que Unifor firmó con General Motors el año pasado para sus otras plantas en Canadá.

Las tensiones sobre las diferentes reglas de trabajo en Ingersoll dieron a la fábrica una reputación de militancia laboral durante los años del proyecto conjunto.

Como una prioridad en las negociaciones de General Motors, al igual que en las pláticas con los fabricantes de autos el año pasado, Unifor ha buscado un compromiso para continuar y expandir la producción en Canadá.

En julio, Unifor, el sindicato más grande del sector privado de Canadá, realizó lo que llamó a una reunión de formato abierto en Ingersoll para exigir que la renegociación actual del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, conduzca a una mayor protección para los trabajadores de las fábricas canadienses. La producción industrial en Canadá, específicamente en Ontario, se ha movido hacia Estados Unidos y México bajo el TLCAN, además de los cambios globales hacia otros países, particularmente China.

Dias, hizo eco a las afirmaciones del presidente Trump al culpar a los salarios y los estándares de empleo en México por la pérdida de trabajos en Canadá.

“Miren, Canadá y Estados Unidos están de acuerdo en que el problema no es nuestro —especialmente en el sector automotriz—”, dijo Dias el mes pasado en una entrevista con The Windsor Star, un periódico en un poblado dedicado a la industria automotriz que ha perdido todas sus plantas de General Motors. “México es el problema”.

Agregó: “Todos esos argumentos de que abrir los mercados al libre comercio beneficiará de alguna manera a los integrantes de la clase trabajadora… el TLCAN ha mostrado que no es verdad”.



regina