Nacional - Política

También un terremoto político 

2017-09-26

Numerosas organizaciones ciudadanas exigieron que esos fondos se destinen a la...

Por Marcos Romero


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 26 SET - Un verdadero terremoto político siguió al sismo de 7,1 grados del pasado día 7, que arroja 331 muertos, surgido de la ira de un amplio sector de la sociedad mexicana por el enorme gasto destinado a las campañas de los partidos para las presidenciales de 2018.

Numerosas organizaciones ciudadanas exigieron que esos fondos se destinen a la reconstrucción de las zonas dañadas, lo que obligó a las principales formaciones a anticiparse a anunciar que harán jugosos donativos para destinarlos a los damnificados.

A través de la plataforma por internet change.org, un ciudadano inició una petición para que el Instituto Nacional Electoral (INE), la máxima autoridad en la materia, y los partidos políticos "donen a las víctimas de los sismos el dinero aprobado para su operación y campañas electorales".

En menos de 24 horas, había había obtenido el respaldo de más de 1,4 millones de firmas.

Casi 7,000 millones de pesos (unos 400 millones de dólares) aprobó el INE de recursos públicos para el financiamiento a los nueve partidos políticos nacionales y a los candidatos independientes que competirán por cargos en las elecciones del próximo año, "No es justo destinar tanto dinero de nuestros impuestos a los partidos políticos si miles de mexicanos sufren ante esta enorme tragedia. Todos debemos apoyar", señala la propuesta de un ciudadano de la norteña ciudad de Monterrey, tras el terremoto de hace una semana.

Los fondos destinados a financiar a los partidos podrían permitir la construcción de ocho clínicas o 1.357 escuelas de educación media superior, según las organizaciones civiles que apoyaron esta demanda.

El actor mexicano Gael García se unió al reclamo para ayudar a los necesitados en la Ciudad de México, Puebla, Morelos, y a Oaxaca y Chiapas, estos dos últimos sacudidos por otro temblor de 8,2 grados Richter el pasado día 7 que arrojó más de 100 muertos.

"Compas: más de la mitad del presupuesto de la campaña electoral del año que viene, tiene que ser para la reconstrucción de todo México", escribió en un mensaje a través de twitter publicado el pasado día 20.

La petición se viralizó rápidamente en redes sociales y algunos dirigentes políticos tuvieron que "dar su brazo a torcer" y comenzar a manifestarse a favor, como el jefe del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro), Enrique Ochoa, y del opositor Partido Acción Nacional (PAN, derecha), Ricardo Anaya.

"Le pido a los partidos unirnos a resolver" con las autoridades electorales y financieras "como sí donar dinero de las campañas, sin simulación, ni oportunismo", dijo Ochoa.

"En el PAN reiteramos: sí deben destinarse recursos de partidos y campañas para apoyar a los damnificados y debe hacerse sin lucro político", respondió Anaya.

Andrés López Obrador -quien desde la semana pasada había manifestado su intención de que el 20% de los recursos de Morena se destinara a ayudar a Chiapas y Oaxaca-, dijo "respaldar la propuesta".

De hecho, surgió una especie de disputa para pregonar públicamente actos de generosidad a favor de las víctimas, mientras avanza una iniciativa de los partidos con el INE.

Ochoa, presidente del PRI, retó a las principales fuerzas políticas del país para renunciar a sus subvenciones por lo que resta de este año.

López Obrador, precandidato presidencial de Morena y puntero en las encuestas, dijo que su partido presentará una iniciativa para eliminar "pensiones a ex presidentes y promover la venta de la flota aérea del gobierno federal", y también reducir los fondos para las campañas. 


 



regina
Utilidades Para Usted de El Periódico de México