Internacional - Seguridad y Justicia

Sube a 60 muertos y más de 500 heridos en un tiroteo en Las Vegas 

2017-10-02

El presidente Donald Trump ha condenado el suceso como "un acto de pura maldad", en una...

Pablo Ximénez de Sandoval, El País

Al menos 58 personas han muerto y unas 515 personas han resultado heridas, según el último recuento, en un tiroteo registrado en la noche de este domingo en un concierto de música al aire libre, que se celebraba en las inmediaciones del hotel casino Mandalay Bay, en la ciudad de Las Vegas (Nevada). El autor de la masacre, que disparó desde el piso 32 del hotel casino, ha sido identificado como Stephen Paddock, un hombre blanco de 64 años vecino de Mesquite (Nevada), 130 kilómetros al noreste de Las Vegas. Paddock se suicidó justo antes de que entraran los agentes en su habitación, según ha informado el sheriff del condado Clark, en el que se encuentra Las Vegas; anteriormente se había informado que había sido abatido por la Policía. Las autoridades calculan que había en torno a 22,000 asistentes en el concierto. El autodenominado Estado Islámico ha asumido la autoría del ataque, algo que las autoridades han acogido con escepticismo. Es la mayor matanza con arma de fuego en la historia de EU.

El presidente Donald Trump ha condenado el suceso como "un acto de pura maldad", en una rueda de prensa en la que ha informado de que el miércoles se desplazará a Las Vegas, tras visitar el martes Puerto Rico para evaluar los daños del huracán María en la isla. El jefe de la Policía de Nevada, Joseph Lombardo, ha declarado que cree que se trata de un "lobo solitario". El supuesto asesino guardaba diez pistolas y varias armas largas en la habitación desde la que efectuó los tiros, según ha indicado el oficial Kevin McMahill. Paddock, que carecía de antecedentes penales graves, llevaba alojado en esa habitación de hotel desde el 28 de septiembre.

Pasadas las 10 de la noche locales (7.00 en la España peninsular), el concierto del cantante de country Jason Aldean ha sido interrumpido cuando se oyeron ráfagas de disparos provenientes del hotel casino Mandalay Bay. Las redes sociales empezaron a llenarse de fotos y vídeos de asistentes del último concierto del festival, en los cuales se escuchaban gritos de "agáchense" y en los que algunos echaban a correr al tiempo que se oían claramente los disparos.  

El Estado Islámico (ISIS, en inglés) se ha atribuido la autoría del ataque a través de un comunicado de la agencia Amaq, uno de los órganos de propaganda de los yihadistas. "El atacante es uno de nuestros soldados, que se convirtió al islam hace unos meses", afirman. "No existe hasta ahora ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido", señaló un portavoz del FBI durante una rueda de prensa celebrada en la ciudad. Su nombre no está en ninguna base de datos de sospechosos de terrorismo.

El que el ISIS asuma un tiroteo no implica necesariamente que lo haya organizado, haya participado en los preparativos o en la ejecución. Las investigaciones policiales de los atentados perpetrados en Europa en los últimos años y asumidos por el ISIS confirmaron vínculos operativos del grupo yihadista con los terroristas en varios casos incluidos los ataques más graves, los de Bataclan, con 130 muertos, y Bruselas, con 32 fallecidos. En la mayoría de los atentados, el ISIS ha servido de inspiración.

Una de los testigos de la masacre relató a la cadena de televisión Fox News que pensaba que eran fuegos artificiales pero que, al no parar los tiros y ver a las personas correr, decidió esconderse detrás de una camioneta. En las televisiones locales, se ve a la gente cogiendo cualquier cosa que les pueda ayudar a trasladar a los heridos. Según la Policía, 406 personas han sido trasladados a los hospitales cercanos. 

La Policía de Las Vegas investigaba en un primer momento una habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay. Sobre la medianoche local, la cuenta de Twitter de la Policía confirmó que "un sospechoso ha sido abatido" y advertía: "Esta es una situación activa".

Uno de los fallecidos es un agente de la Policía de Las Vegas que estaba fuera de servicio, mientras que dos compañeros suyos que sí estaban trabajando resultaron heridos. Los agentes piden "paciencia" a los ciudadanos porque "el proceso de identificación de los heridos y muertos tomará tiempo".

Toda la calle principal de Las Vegas, el llamado Strip, se encuentra cortado por la Policía en estos momentos. También está cortada la autopista 15, que recorre la ciudad. El aeropuerto de McCarran, que había suspendido los vuelos a medianoche, ha reanudado su actividad pero con ciertas limitaciones. Está situado al este del Mandalay Hotel. El tiroteo se registra siete meses después de otro que dejó un muerto y un herido en la misma calle.

Es la mayor matanza con arma de fuego en Estados Unidos, superando la de Orlando, donde 50 personas fallecieron y 53 resultaron heridos en un ataque a un club gay de la ciudad el 12 de junio de 2016. Se calcula que cada año en el país mueren unas 33,000 personas por disparos de armas de fuego, lo que equivale a unas 93 al día.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado sus condolencias a las víctimas a primera hora de la mañana. "Mis más cálidas condolencias y simpatías a las víctimas y las familias del terrible tiroteo de Las Vegas. Que dios los bendiga", ha escrito en un tuit. Políticos de Estados Unidos y otras partes del mundo han dado igualmente sus condolencias a las víctimas, entre ellos el vicepresidente Mike Pence. 

El papa Francisco, a través de un comunicado, firmado como es habitual por el Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, ha expresado su dolor y se ha mostrado "profundamente entristecido al tener conocimiento del tiroteo en Las Vegas". Asimismo ha asegurado "su cercanía espiritual a todos los afectados por esta tragedia sin sentido".



yoselin