Internacional - Seguridad y Justicia

Casa Blanca y NRA apoyan debate por dispositivo usado en tiroteo de Las Vegas

2017-10-05

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró hoy que el Gobierno de Donald Trump...

 

Washington, 5 oct (EFE).- La Asociación Nacional del Rifle (NRA) afirmó hoy que debe aumentarse la regulación de unos dispositivos que permiten que las armas de fuego puedan dispararse más rápido y que se usaron en el tiroteo de Las Vegas, y la Casa Blanca afirmó que da "la bienvenida a un debate" sobre esa posibilidad.

El autor del tiroteo del domingo en Las Vegas, Stephen Paddock, modificó hasta 12 rifles semiautomáticos con dispositivos en las culatas para poder abrir fuego de manera completamente automática y disparar municiones contra la multitud a un ritmo más rápido.

El uso de esos accesorios, conocidos en inglés como "bump stocks", permitió que el tirador disparara 9 balas por segundo desde la ventana de un hotel y causara la muerte a 58 personas y heridas a casi 500 que asistían a un concierto al aire libre.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró hoy que el Gobierno de Donald Trump apoya que el Congreso estadounidense abra un debate sobre si debe restringirse el uso de esos dispositivos.

"Le daríamos la bienvenida a eso (el debate) y queremos formar parte de la conversación", afirmó Sanders en una conferencia de prensa.

La portavoz habló así poco después de que dos líderes republicanos en el Congreso -el presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, y el presidente del Comité Judicial de ese hemiciclo, Robert Goodlatte- anunciaran que considerarán la posibilidad de regular el uso de los "bump stocks".

Poco después, la NRA, un poderoso grupo de presión contrario al control de armas, pidió en un comunicado al Gobierno que "revise inmediatamente si esos dispositivos cumplen con la ley federal".

"La NRA cree que los dispositivos diseñados para permitir que los rifles semiautomáticos funcionen como rifles completamente automáticos deberían quedar sujetos a regulaciones adicionales", dijeron el presidente y el estratega jefe de la asociación, Wayne LaPierre y Chris Cox, respectivamente.

La declaración es sorprendente, al venir de una organización que tradicionalmente ha retratado cualquier mínimo intento de control de armas como un primer paso para desmontar las libertades consagradas en la Segunda Enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho a portar armas.

El apoyo de Ryan y otros legisladores republicanos a la regulación de esos accesorios aumenta las posibilidades de un debate sustancial sobre el tema en ambas cámaras del Congreso, dado que la senadora demócrata Dianne Feinstein ya presentó este miércoles una medida para regular el uso de los "bump stocks".

Algunos republicanos tradicionalmente contrarios al control de armas, entre ellos Ryan, han justificado su inclinación a hablar sobre ese tema por la razón de que las armas automáticas están prohibidas en Estados Unidos, y esos mecanismos permiten simularlas.

"Claramente, es algo que tenemos que revisar", dijo hoy Ryan en una entrevista con la cadena de televisión MSNBC.

El líder republicano reconoció que, como muchos estadounidenses, hasta el tiroteo del domingo no sabía que existía ese tipo de dispositivos, cuya venta fue aprobada en 2010 por el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de EU 


 



regina