Internacional - Economía

Estados Unidos sufre la primera pérdida de empleo en siete años por los huracanes

2017-10-06

El ritmo de contratación reportado en esta primera lectura está muy lejos, por tanto,...

Sandro Pozzi, El País

La creación de empleo en Estados Unidos se contrajo durante el mes de septiembre, al registrarse la pérdida de 33,000 ocupados. El dato es peor de los esperado y la primera pérdida en siete años. Se anticipaba, en todo caso, una brusca moderación por el doble efecto de los huracanes Havery, que paralizó durante días la región industrial de Houston, y de Irma, que forzó a realizar evacuaciones forzadas por toda Florida. El paro bajó dos décimas, al 4,2%, el nivel más bajo desde 2001.

Hay que remontarse a septiembre de 2010 para encontrar la última contracción en el empleo en EE UU. El dato es del primer gran indicador que ayuda a entender el impacto económico de los dos eventos meteorológicos a lo largo del tercer trimestre. La Reserva Federal indica, sin embargo, que los efectos serán temporales y anticipan que la actividad económica reportará en la fase de reconstrucción. Ya se ve en las ventas de coches, que subieron un 11% el mes pasado.

El ritmo de contratación reportado en esta primera lectura está muy lejos, por tanto, de los 90,000 ocupados que anticipaban los analistas de Wall Street. El incremento medio antes de los huracanes fue de 172,000 empleos mensuales, que ya era el más lento de los últimos cinco años. La Fed, en cualquier caso, estaría cómoda con una cifra que ronde los 100,000 contratos, suficiente para absorbe el incremento de la población.

Esta lectura se queda, por lo tanto, muy corta y le obligará a esperar a tener más datos. Además se revisió considerablemente a la baja la anterior lectura de julio, que ahora queda en 138,000 nuevos ocupados, frente a los 189,000 empleos anunciados. Para el mes de agosto se eleva de momento a 156,000 nuevos contratos. En cuanto a los salarios, subieron un 2,9% sobre la base anual, lo que debería contribuir a aportar inflación.

En la zona que arrasaron los dos huracanes hay 11 millones de personas que participan de una manera activa en el mercado laboral. Muchos negocios tuvieron que cerrar por las inundaciones, los apagones o porque sus empleados estaban dedicados a las labores de limpieza de sus casas. La mayor pérdida se registró en la restauración, donde se cuentan 105,000 despidos. También hubo dificultad para entrar en contacto con los empleadores para elaborar la encuesta de población activa.

El dato de empleo es uno de los indicadores que más de cerca se siguen para anticipar los movimientos del banco central. La Fed vuelve a reunirse este mes pero no está previsto que suba los tipos de interés hasta como pronto el próximo diciembre, y con más razón tras la pérdida de empleo registrada el mes pasado. Si se materializa, será el tercer incremento que se decida este año. En paralelo, se desprende de los activos de deuda que amasó durante la crisis.

El paro lleva 25 meses ya por debajo del 5% y está a un nivel que se considera de pleno empleo. Bajó incluso con la tasa de participación subiendo al 63,1%. El presidente Donald Trump va sin embargo por detrás de su predecesor, Barack Obama, en el ritmo de contratación. La economía sumó 1,2 millones de empleos en los primeros siete meses completos del republicano antes de los huracanes, frente a los 1,4 millones del demócrata. Esa brecha crece ahora más.



JMRS