Espectáculos

Angelina Jolie y otras figuras de la 'jet set': el gabinete secreto de Ocampo

2017-10-06

"Este martes decidiré que la oficina no puede investigar los supuestos crímenes...

En la primavera de 2012, Luis Moreno Ocampo preparaba su salida de la Corte Penal Internacional después de nueve años. El Fiscal Jefe había decidido, como una de sus últimas actuaciones antes de dejar el cargo, dar por concluido el caso palestino, la petición de la Autoridad Palestina para que el Tribunal investigara los crímenes realizados por la ocupación israelí. Para encontrar la mejor forma de anunciar esta decisión, Ocampo confió en una persona fuera de la oficina: Angelina Jolie.

"Este martes decidiré que la oficina no puede investigar los supuestos crímenes en Palestina", escribió Ocampo a la estrella estadounidense. "Los oficiales palestinos entienden y respetan la decisión. Los israelíes también están de acuerdo. La cuestión es cómo presentar esto a la gente normal. [...] Te envío adjunta la decisión que tomaré. Es confidencial". Jolie, por su parte, compartió el 'secreto' con su asesor.

Angelina Jolie no fue la única asesora famosa del fiscal. Según los documentos obtenidos por el medio de investigación francés Mediapart y analizados por la red de periodismo de investigación EIC, estrellas de cine, lobbistas o empresarios han impulsado la política de la Corte a través de Ocampo. Entre ellos, el jefe de eBay, Pierre Omidyar, y su mujer; la ONG Invisible Children; George Clooney... Legitimados por sus redes y sus fortunas, sienten una especial atracción por los Estados fallidos y sueñan con arreglarlos desde su situación privilegiada.

En 2005 el TPI emitió cinco órdenes de arresto contra los líderes del Ejército de Residencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés), incluido Joseph Kony. La milicia, activa entonces en el norte de Uganda, llevaba dos décadas secuestrando y enrolando a mujeres y niños.

Las negociaciones fracasaron y el LRA estalló hacia los países vecinos de República Democrática del Congo, República Centroafricana y Sudán. En 2012, la ONG estadounidense Invisible Children lanzó la operación 'Stop Kony'. El vídeo de media hora que explicaba de manera simplificada el conflicto en Uganda se volvió viral, y se sucedieron las críticas al "complejo de salvador blanco" de Estados Unidos. Ocampo ostentaba el cargo de 'sherif' de la operación.

Conflictos de interés

La cara pública de la CPI mantuvo su relación con la ONG. Como muestran los documentos, a pocas semanas de dejar La Haya Ocampo ofrecía consejos y ayuda para movilizar a embajadores de los tres países africanos afectados en la ONU. Durante su mandato en el Tribunal, el abogado argentino no consiguió poner en marcha un equipo propio que siguiera los pasos de los fugitivos, a pesar del apoyo de algunos Estados. Ocampo no usó las estructuras de la Corte, pero sí se comprometió personalmente y sin reservas con iniciativas privadas en paralelo, pese a los conflictos de interés que suponían.

A Invisible Children le sugirió que trabajaran con Angelina Jolie. "Tiene una idea: invitar a Kony a cenar y arrestarlo", les contó, a la vez que proponía a la actriz unirse a "las fuerzas especiales que están persiguiendo a Kony".

La Fundación Bridgeway, una asociación benéfica perteneciente a un fondo de inversión en Texas, también participó en los intentos de dar caza de manera privada a Kony. Su directora, Shannon Sedgwick Davis, y la mujer del fundador de eBay, Pamela Omydyar, discutieron una nueva estrategia con Ocampo en enero de 2011. El ex fiscal sugirió entonces que Hillary Clinton fuera "activada" y propuso "revisar el plan de la Oficina". Después compartiría sus conversaciones con Paul Kagame, el presidente de Ruanda, y con su homólogo congoleño, Joseph Kabila.

Kony no era el único que despertó el ánimo de los justicieros de la 'jet set'. El presidente sudanés, Omar Al Bashir, era también un objetivo deseado.

En 2009 y 2012, el TPI emitió dos órdenes de arresto contra el jefe de Estado de Sudán por crímenes contra la humanidad y genocicio. El caso llamó la atención de George Clooney. Con John Prendergast, antiguo asesor de Susan Rice en el Departamento de Estado de Estados Unidos, y la Iniciativa Humanitaria de Harvard, Clooney creó el Proyecto Satélite Centinela (SSP, por sus siglas en inglés) para perseguir desde el cielo crímenes cometidos en Sudán y Sudán del Sur. El actor se describía como el "paparazzi" de los asesinos en masa. "Nuestro pequeño satélite va a joder a algunos tipos malos", escribió a Ocampo. "Sería genial inventar un sistema global con el que todo el mundo se sintiera vigilado", contestó el argentino.

Un sistema de vigilancia global

En 2015, Clooney abandonó el SSP para lanzar The Sentry, un nuevo vigilante para perseguir las fortunas de los señores de la guerra. La nueva iniciativa utilizaba la tecnología de Palantir, líder mundial en análisis digital de datos. Ocampo soñaba con un sistema de vigilancia global y Palantir -entre cuyos fundadores se encuentra Peter Thiel, hombre de confianza de Donald Trump para cuestiones tecnológicas- lo hizo realidad.

También Pamela Omidyar, mujer del fundador de eBay, sugirió objetivos para el TPI. "¿No podrías simplemente decir que estás en proceso de abrir investigación en torno a Taha?", escribía a Ocampo en relación a Ali Osman Taha, el vicepresidente de Sudán. "¿Como amenaza?". Ni ella ni su marido, Pierre Omidyar, respondieron a las preguntas de EIC.

El 5 de junio de 2012, ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Luis Moreno Ocampo amenazó al embajador sudanés con una acusación por complicidad en crímenes contra la humanidad. Como tantas otras iniciativas, la amenaza se quedaría en nada. Pero gracias a Ocampo la 'jet set' global tendría la sensación de estar ayudando a conseguir un mundo mejor.

Ante las preguntas de EIC, la Oficina del Fiscal ha asegurado que utilizó "brevemente" el análisis de Palantir, de manera gratuita y sin "ningún contrato o relación en curso" con la sociedad. Ni Angelina Jolie, ni George Clooney ni John Prendergast han respondido a las cuestiones planteadas por la red EIC.


 



regina