Religión

Laicos católicos llamados a la transformación del país

2017-10-10

Al presentar el manifiesto por México, la Coordinación Nacional de Juntos Por...

Fuente: Juntos por México


Unos cinco mil fieles católicos acordaron ir en busca de un país en paz y con justicia, pero fortalecido y renovado para la construcción de una mejor sociedad.

Tendremos una participación política constante hasta el proceso electoral 2018: Valles

El movimiento nacional de laicos refrendó hoy la urgencia de seguir trabajando unido en una iglesia en salida para la construcción de un México más sólido en sus valores sociales, más unido en su diversidad cultural y un país decididamente a favor de la persona.

Al presentar el manifiesto por México, la Coordinación Nacional de Juntos Por México anunció compromisos y acciones en siete rubros: Bien Común; Destino universal de los bienes; Defensa de la Vida y Familia; Participación en Política y Dialogo, Solidaridad y Voluntariado; Verdad, Libertad, Igualdad y Amor; y Juventud.

Esther Pérez Grimaldi y Carlos Valles Ayoub, de la Coordinación Juntos por México, establecieron la necesidad de fortalecer y renovar su compromiso de seguir trabajando unidos en una Iglesia en salida para continuar recorriendo todos los caminos de colaboración para la construcción de una mejor sociedad.

El Manifiesto por México fue presentado en el pleno de los trabajos del tercer y último día del 2° Encuentro Nacional Juntos Por México, que reunió a cerca de cinco mil personas, todos ellos bautizados de la iglesia católica, que participaron en conferencias sobre temáticas diversas de la vida nacional, talleres, exposiciones y conferencias con personajes nacionales e internacionales.

En el rubro del bien común, el Manifiesto cita que “son los corazones los que hay que mover hacia la solidaridad”.

Por tanto, nos comprometemos a cuidar el medioambiente la casa común; a buscar y promover una mejor justicia social, la libertad religiosa, de convicciones éticas y la libertad de expresión; exigir trabajos justamente retribuidos y la igualdad entre hombre y mujer con derecho de acceso global a los medios necesarios para su desarrollo integral sustentable.

Por lo que corresponde al renglón vida y familia, Juntos Por México reafirmó su compromiso en la defensa del derecho inalienable a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte promoviendo el desarrollo integral de la persona durante todo el transcurso de su vida.

La familia – se subraya en el manifiesto- es la célula básica de la sociedad; el matrimonio es solo entre un hombre y una mujer y proporciona las condiciones óptimas para el desarrollo sano de su descendencia en donde aprende a amar como lo hacen la madre y el padre hacia sus hijos.

En cuanto a participación en política y diálogo, pugnaron porque además de los naturales conflictos se resuelvan pacíficamente, el diálogo en la política armonice la cercanía de las autoridades con los ciudadanos, contribuyendo así a la maduración de una democracia plena.

"Es una forma de hacer política con palabras y acciones concretas, fomentado la participación de todos sin dejar a nadie afuera", subrayaron al señalar que el poder, en realidad, confiere la fuerza, pero es el amor el que da la autoridad.

En este sentido se pronunciaron por la autoformación compartida con los políticos en la integridad, fraternidad y el diálogo. Tomemos nuestra responsabilidad como ciudadanos participando activamente, tanto con propuestas que garanticen un proceso electoral en paz, como en el empoderamiento de mayor ciudadanía en la construcción de los espacios en política a nuestra sociedad gremial.

Asimismo, se comprometieron a construir una sociedad en la que se promueva la verdad, la libertad, la igualdad y el amor, guiados por la unidad a los demás valores y buscando crear las condiciones para la solución de aquellas situaciones más difíciles y aparentemente sin salida.

En cuanto a Juventud, coincidieron en organizarse en torno a un nuevo proyecto, en una ciudad o en una pequeña comunidad o centros juveniles, acompañándolos en el desarrollo y en la concretización de proyectos para hacer de este proceso una experiencia que le dé sentido e ilumine toda su vida.

"La Presencia de jóvenes, adolescentes y niños junto a los adultos, muestra que la unidad entre generaciones sí es posible", enfatizaron los representantes nacionales de Juntos por México, quienes reafirmaron la necesidad de construir en este milenio una civilización digna de las personas humanas.

Estaremos en elecciones 2018

En conferencia de prensa al término del evento Carlos Valles, integrante de la Coordinación Juntos por México subrayó el concepto de iglesia en salida a la que todos los integrantes de esta agrupación de han comprometido, entre otros rubros, en la participación política.

Tenemos que dar muestra de madurez política y nuestra tarea es salir a través del voluntariado católico. Tendremos una participación política constante hasta el proceso electoral 2018 y posterior a este.

Acompañado por María Esther Grimaldi también de la Coordinación Juntos por México, Carlos Valles se refirió a la urgencia de promover un cambio desde las instancias legislativas y otras de carácter público, para lo cual se requieren hombres y mujeres comprometidos con los valores y principios que sustenta Juntos Por México.

Ya basta de injusticia e inseguridad, ya basta de esta “guerra despiadada” en contra de la familia, que no solo se da en México, sino que se presenta a nivel mundial. Por ello requerimos a los mejores hombres y mujeres en la política para promover el cambio desde las instancias legislativas.

En el 2° Encuentro Nacional Juntos por México, el Obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, en su calidad de presidente de la Dimensión Episcopal de Laicos de la CEM, fue el anfitrión del evento al que concurrieron integrantes y representantes de las 90 agrupaciones de laicos a nivel nacional.



yoselin