Internacional - Política

No hay mediación posible con la ilegalidad: Rajoy

2017-10-12

Puigdemont añadió: "La relación entre Cataluña y España no...

   
(ANSA) - MADRID, 11 OCT - El presidente español, Mariano Rajoy, requirió hoy de forma oficial al gobierno catalán que aclare si ha declarado la independencia de Cataluña y rechazó la mediación internacional que le propone el presidente catalán, Carles Puigdemont.
    
Rajoy dio a Puigdemont hasta el lunes para contestar.
    
"La respuesta del presidente del gobierno catalán marcará las decisiones que tome el gobierno los próximos días", dijo Rajoy en una breve declaración tras reunir de forma extraordinaria a su Consejo de ministros, en la que avisó a Puigdemont de que podría suspender el autogobierno de Cataluña.
    
Puigdemont afirmó ayer en una intervención en el parlamento catalán tras el referéndum independentista del pasado día 1: "Asumo el mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república".
    
Y a continuación añadió: "Propongo que el parlamento catalán suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas emprendamos el diálogo" con Madrid.
    
En una comparecencia en el Congreso de los Diputados, Rajoy instó a Puigdemont, a "volver a la legalidad y restablecer la estabilidad".
    
Le dijo que "en su mano está volver a la legalidad y restablecer la estabilidad o alargar un periodo de tensiones".
    
Rajoy rechazó la mediación internacional que propone el gobierno catalán para solucionar el conflicto.
    
"No hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia o ilegalidad", declaró Rajoy.
    
El presidente español insistió en el diálogo "dentro de la ley", abriendo la puerta a la reforma de la Constitución española de 1978 y a "un perfeccionamiento del autogobierno" de Cataluña.
    
Pero, avisó, "el derecho de autodeterminación no lo contempla ninguna Constitución".
    
Horas antes Puigdemont había propuesto un diálogo "sin condiciones" con Madrid y que dos representantes de cada ejecutivo elijan a un mediador.
    
"Quizás ayudaría al diálogo si dos personas del gobierno catalán y dos personas del gobierno español sencillamente se pusiesen de acuerdo en una cosa sencilla: nombrar a un mediador", declaró Puigdemont a CNN.
    
Puigdemont añadió: "La relación entre Cataluña y España no funciona y hay una mayoría de catalanes que quieren que Cataluña sea un Estado independiente. Lo queremos hacer de acuerdo con el Estado español, pero nos tenemos que sentar y hablar sin condiciones".



yoselin