Automotriz

Nuevas inspecciones de la Unión Europea en la industria automotriz alemana

2017-10-23

El influyente semanario Der Spiegel reveló en julio que  BMW, Daimler, Volkswagen, Audi...


Brussels, Bélgica | AFP | La Comisión Europea llevó a cabo este lunes inspecciones en la industria automotriz alemana, días después de otra en la sede del constructor alemán BMW, en el marco de una investigación por cártel, anunció el ejecutivo comunitario.

"Funcionarios [europeos] realizaron inspecciones en las instalaciones de fabricantes de automóviles en Alemania", indicó en un comunicado la Comisión, responsable de la política de Competencia en el bloque, sin precisar qué compañías se vieron afectadas.

Estas supervisiones, realizadas en presencia de funcionarios alemanes de Competencia, están vinculadas a las "preocupaciones de la Comisión de que varios fabricantes alemanes de automóviles pudieron violar las normas antimonopolio de la UE que prohíben los cárteles", precisó esta fuente.

Los constructores Daimler y Volkswagen reconocieron, a preguntas de la AFP, que fueron objeto de las inspecciones de la Comisión, con cuyos funcionarios "cooperan".

El grupo Volkswagen indicó que los inspectores comunitarios "examinaron documentos" en la sede del grupo en Wolfsburgo (centro), así como en la de su filial Audi en Ingolstadt (sureste).

"Las inspecciones que han sido anunciadas están en curso", explicó Daimler, fabricante de los vehículos Mercedes-Benz, precisando que por el momento no sabe si la Comisión Europea "abrirá un procedimiento formal antimonopolio".

Bruselas, que advirtió que estos controles no presuponen el resultado de su investigación, ya efectuó el viernes inspecciones en BMW en el marco de este caso que implica a un total de cinco constructores alemanes.

La prensa alemana reveló durante el verano las sospechas de cártel, que dañaron un poco más la imagen de los fabricantes alemanes tras el escándalo de las emisiones contaminantes de los motores diésel, reveladas en septiembre de 2015.

El influyente semanario Der Spiegel reveló en julio que  BMW, Daimler, Volkswagen, Audi y Porsche mantuvieron durante 20 años reuniones secretas para ponerse de acuerdo sobre una serie de aspectos técnicos de sus coches, en particular sobre el sistema para filtrar las emisiones contaminantes, en perjuicio probable de los consumidores y subcontratistas.

La legislación sobre la competencia prohíbe la constitución de cárteles. La Comisión puede así infligir importantes multas, pero también practica una política de "clemencia" que alienta a las empresas a comunicar ellas mismas las pruebas internas de la existencia de un cártel.

En el marco de la investigación sobre el sector automotor alemán, la Comisión indicó que Daimler estaba cooperando con la investigación y que por ello podría tener un trato preferencial.



yoselin