Reportajes

Estados Unidos planeaba "atacar y hostigar" a personal de la URSS en Cuba

2017-10-27

Entre las medidas que el NSC consideró tomar se encontraban la distribución de...


(RT).- Los archivos de la reunión del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSC, por sus siglas en inglés) que abordó la Operación Mangosta —una serie de iniciativas encubiertas estadounidenses contra Cuba— revelan que Washington estaba dispuesto a acabar con el Gobierno de Fidel Castro durante la Guerra Fría.

Un documento de 1962, que se publicó este 26 de octubre como parte de los 2.891 expedientes desclasificados sobre el asesinato del presidente de EU, John F. Kennedy, aporta evidencias de que el NSC consideró un plan para "atacar y hostigar" al personal de la Unión Soviética en Cuba, aunque no ofrece más detalles.

Estos textos también reflejan la intención norteamericana de sabotear los cultivos cubanos con "agentes biológicos que parecen ser de origen natural". Al consejero de Seguridad Nacional de EU, McGeorge Bundy, "no le preocupaba este tipo de sabotaje", que "podría parecer el resultado de una desafección local o de un desastre natural", aunque debían tomar precauciones para evitar contratiempos externos, como "la liberación de químicos".

Entre las medidas que el NSC consideró tomar se encontraban la distribución de explosivos a cubanos anticastristas, lanzar panfletos sobre la isla desde unos globos o emitir señales radiales con mensajes antigubernamentales desde sus submarinos.

Sin embargo, ninguna fue tan atrevida como la posibilidad de infiltrarse en estudios de radio y canales de televisión locales, pero el organismo estadounidense descartó ese paso por consejo del experiodista Edward R. Murrow, quien opinaba que "en general, no sería rentable provocar ese tipo de guerra electrónica".

Desde que se produjo el magnicidio de John F. Kennedy en noviembre de 1963, se difundieron diversas teorías conspirativas sobre su muerte. El actual presidente de EU, Donald Trump, expresó que el público debe estar "completamente informado sobre todos los aspectos de este evento crucial".

Sin embargo, miles de documentos aún permanecen clasificados y serán sometidos a una nueva revisión general de seis meses, debido a que "cierta información debería seguir oculta por intereses de seguridad nacional, orden público y asuntos exteriores", argumentó Trump.

FTRTMX


 



regina