Reportajes

Los 'papeles' de Kennedy acusan a Martin Luther King de "orgías" y "actos desviados"

2017-11-06

Los hechos: el viernes, los Archivos Nacionales de EU levantaron el secreto oficial a 600...

PABLO PARDO | El Mundo

Aprovechando que ha desclasificado una serie de documentos sobre el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963, el Gobierno de Donald Trump ha decidido informar a la opinión pública estadounidense de la vida sexual del líder de los derechos de la minoría negra de EU, Martin Luther King.

¿Coincidencia o intencionalidad? Todo depende del criterio de cada uno.

Los hechos: el viernes, los Archivos Nacionales de EU levantaron el secreto oficial a 600 documentos oficiales sobre el asesinato de Kennedy. La medida es solo parte de la desclasificación de una serie de documentos al respecto prevista por la ley, aunque el presidente de EU, Donald Trump, ha tenido la última palabra a la hora de decidir cuáles eran publicados y cuáles no.

Y ahí está el informe Martin Luther King, junior. Un análisis actual, escrito el 12 de marzo de 1968, o sea, 23 días antes del asesinato del activista. En él, se detallan una serie de actividades del hombre que en aquel momento era el líder de la comunidad negra, incluyendo una cascada de relaciones extramatrimoniales, algunas de pago -lo que abarca una orgía en Miami- y otras no -donde entra la cantante y entonces musa de la contracultura Joan Baez, que también acabaría teniendo otra historia con el fundador de Apple, Steve Jobs-, además de fraude fiscal, y hacer cosas gravísimas (para el FBI), como, por ejemplo, tener un colaborador comunista.

Los detalles (no aptos para menores): King, dice el documento, llevó a cabo actos sexuales "antinaturales" y "anormales" durante un taller de trabajo con sus asesores en Miami. "Varias prostitutas negras y blancas del área de Miami fueron llevadas [al taller], se celebró una orgía durante toda la noche con las prostitutas y varios de los delegados que estaban participando [en el taller]". Eso implicó "variados actos sexuales que se desvían de lo normal".

La reacción: para los defensores de King, es solo un intento de manchar su imagen, y no deja de ser una casualidad que este documento, que no guarda relación con el asesinato de Kennedy, haya sido no solo revisado por el FBI como parte integral del magnicidio, sino, ahora, publicado por Donald Trump. Para otros, es una muestra de lo que ya se sabía: que King era corrupto y un hipócrita.

El contexto de King: el líder de los derechos de los negros era misógino e infiel a su esposa. Eso ya se sabe. También se sabe que era proclive a las depresiones y que, al menos en una ocasión, antes de ser conocido, trató de suicidarse arrojándose por una ventana. Lo de las prostitutas y el fraude fiscal es otra cosa.

El contexto del FBI: cabe pensar que entienden los investigadores por "actos sexuales que se desvían e lo normal", cuando el entonces director del FBI, J. Edgar Hoover, tenía por costumbre vestirse de mujer en la habitación del Hotel Mayflower de Washington, en la que residía. Lo mismo cabe pensar de la presencia de "comunistas" en el entorno de King: Hoover ordenó espiar a, entre otros, los Beatles y los Rolling Stones, y en el propio informe se considera al líder del movimiento de los derechos civiles de EU como un comunista.

En este sentido, su conexión con esa ideología llega nada menos que a través de su colaborador Stanley David Levinson, un abogado y hombre de negocios neoyorkino blanco que fue, de hecho, su mano derecha durante años. Que Levinson fuera comunista, tratándose de un empresario de considerable patrimonio, es llamativo. Pero Hoover estaba convencido de que así era, aunque nunca pudo probarlo. De modo y manera que el informe parece hacer bastantes aguas.

El FBI llevaba años espiando a King, y había llegado al extremo de enviarle una carta anónima en 1964 relatándole todo lo que sabía de él, en un claro intento de amenazarle. En el nuevo informe hay afirmaciones que deberían haber sido empleadas para denunciar al líder negro, como las acusaciones de fraude fiscal y el uso de prostitutas. ¿Por qué Hoover y el FBI no lo hicieron? Para los defensores de King, porque eran, en el mejor de los casos, acusaciones infundadas para difamar al líder negro; y, en el peor, porque eran mentira. De Kennedy, así, al reality show de la política de EU ha pasado a Martin Luther King.



yoselin