Internacional - Política

Un año de eslóganes convertidos en decretos 

2017-11-08

También su nacionalismo aplicado a la vuelta de los empleos a EE UU, reforzar el...

José Manuel Abad Liñán, Javier Galán, David Alameda, El País

Trump fue muy rápido desenfundando su pluma nada más ser investido. El mismo 20 de enero su discurso electoral comenzó a convertirse, al menos en parte, en órdenes ejecutivas, los decretos con que se transmiten las disposiciones de los presidentes de EE UU.

El presidente número 45 de EE UU llegó al poder con ansias manifiestas de desmantelar decisiones cruciales de la Administración anterior. Se desquitó pronto, con la firma de varias órdenes ejecutivas. Ni un día pasó para convertir su listado de prioridades en decretos. La primera en concretarse fue "derogar y sustituir Obamacare", un objetivo para el que sigue firmando órdenes. No ha sido la única: a lo largo de estos meses se ha sustanciado en órdenes su "América primero", un eslogan de campaña que aparecía titulando sus planes de energía y de política de extranjería. También su nacionalismo aplicado a la vuelta de los empleos a EE UU, reforzar el Ejército, reconstruir las infraestructuras o reconsiderar la participación estadounidense en los tratados de comercio internacionales. O sus soflamas en pro de "empoderar" a los policías "para que hagan su trabajo y libren nuestras calles de crímenes y violencia".

Contra la reforma sanitaria

La primera firma de Trump quedó estampada en una orden que instaba a las agencias federales a "renunciar, aplazar, eximir o retrasar" cualquier parte de la ley que supusiese una carga económica. La propuesta se ha topado con no pocos obstáculos en el Congreso, pero eso no ha disuadido al presidente para firmar medidas adicionales para desmontar el sistema. En mayo reforzó la objeción de conciencia de las empresas que no quieran asegurar la contracepción a sus empleados por motivos religiosos. Más recientemente, otro decreto ha intentado rematar la reforma tras la frustración de los republicanos en el Congreso, divididos e incapaces de sacar adelante un cambio radical en el Congreso. La nueva medida rebaja los requisitos de las pólizas so pretexto del Gobierno federal de carecer de fondos suficientes para pagarlas. Según los expertos, abarata los seguros para los jóvenes y sanos y los encarece para los mayores y enfermos. 

El muro con México 

Una de las consignas más repetidas durante la campaña electoral tardó poco en pasar por el Despacho Oval, a finales de enero. El muro entre Estados Unidos y México, que comenzó su fase de prototipos el pasado octubre, abrió una brecha en las relaciones diplomáticas de ambos países por las reiteradas referencias a que debía ser el vecino del Sur el que pagase los más de 20,000 millones de dólares que se calcula que costará el proyecto. En abril, Trump desistió a construirlo este año y en octubre ofreció un acuerdo sobre los dreamers a cambio de apoyo a su proyecto. 

El veto a algunos países musulmanes

En campaña, Trump había prometido suspender la entrada de refugiados durante 120 días. La idea se concretó en una orden ejecutiva firmada el 27 de enero. El límite de 120 días se hacía indefinido para los refugiados de Siria y se completaba con la suspensión del acceso al país de inmigrantes de siete Estados (Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen), todos de mayoría musulmana, pero dejaba fuera a Arabia Saudí o Egipto, lugar de procedencia de varios terroristas del 11-S. También suspendía una exención que permitía a los turistas habituales en EE UU sortear la entrevista del visado. Dos días antes de la firma, el 25 de enero, había mandado contratar a 10,000 nuevos agentes de inmigración, publicar una lista pública de delitos cometidos por inmigrantes indocumentados y crear una oficina específica para asistir a las víctimas de esos delincuentes.

La orden ejecutiva se topó con el bloqueo de varios tribunales, hasta que fue reemplazada por una nueva, en marzo, que establecía excepciones individuales o caso por caso de algunos ciudadanos de los países vetados. Irak ya no aparecía en la lista, pero se instaba a revisar en conciencia a los visitantes de ese origen. Una proclamación en septiembre recogía el veto a los ciudadanos de tres nuevos países y lo levantaba para los sudaneses.

México y otros países

Además del veto a varios países musulmanes, en sus primeros meses de mandato Trump ha emitido órdenes que mencionan explícitamente a México, a cuenta de su obsesión con el muro; a Corea del Norte y Venezuela, para imponer más sanciones; y a Sudán para ofrecerle una moratoria de medidas impuestas por Administraciones anteriores. También ha impuesto que se revisen todos los acuerdos comerciales con organismos internacionales y con los países que están bajo las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

El neoproteccionismo

El nacionalismo de Trump se ha mostrado feroz en lo económico, al menos sobre el papel. En marzo instó a revisar todos los acuerdos comerciales con terceros países para valorar si eran beneficiosos para Estados Unidos. Con su "Buy American, Hire American" ("compra estadounidense, contrata estadounidense") pretende reasignar las visas para trabajadores especializados y priorizar la contratación de productos nacionales. De hecho, el lema ya había aparecido en su discurso de investidura para poner en tela de juicio la participación estadounidense en los tratados de libre comercio. Otras medidas de su puño y letra han llevado a crear un grupo de trabajo para fomentar el negocio agrícola y el crecimiento económico en el campo. El responsable de un nuevo comité —una de las prácticas derivadas más habituales de las órdenes ejecutivas—, Peter Navarro, declaró que pretendía renegociar el Tratado de Libre Comercio con Canadá y México (NAFTA).

Otras medidas

Salud | Ante la crisis de la heroína. Una tasa de más de 175 muertos al día por sobredosis impulsó a la Administración Trump a declarar una emergencia sanitaria pública contra los opiáceos. La Casa Blanca calcula que en 2016 murieron por culpa de las drogas más de 64,000 personas. Más de la mitad, 35,000, fueron por heroína sola o cortada. La medida facilita el acceso a los medicamentos contra la adicción, y ha servido a Trump en varios momentos del año para resucitar su fijación con México, pero también con China, por considerarlos orígenes de la droga que llega a EE UU.

Administración | Contra las camarillas y el presunto fraude electoral. Una orden insta a impedir que los cargos públicos del Ejecutivo puedan formar parte de lobbies en los cinco años posteriores a dejar el cargo, una prohibición que será de por vida si ese cabildeo es para un gobierno extranjero. También ha creado una comisión para investigar las acusaciones de fraude electoral. Trump se había quejado de que "millones de ilegales" habían podido votar y que por eso perdió en voto popular.

Seguridad | Mayores penas y fin de las restricciones. Una medida propone que se aumenten las penas por cometer delitos contra agentes de la ley. Otra anula una decisión de Obama para restringir el acceso de la policía a equipamiento militar. La medida, firmada en 2015, respondía a las críticas por el uso de gas, vehículos armados y otros recursos de tipo militar para reprimir las protestas de Ferguson.

Trabajo | Discriminación y aprendices. Revoca una orden de Obama que prohibía a los proveedores y contratistas del Gobierno federal discriminar a sus empleados por su orientación sexual o identidad de género. En otra medida, financia y apoya a los aprendices en diversas industrias.

Trump, el que más firma

Trump ha sido el presidente de los últimos cuatro que más órdenes ejecutivas ha firmado en sus primeros meses en el Despacho Oval. Este tipo de decreto, el más formal de las acciones ejecutivas que emiten los presidentes, fue el mecanismo que empleó Lincoln para proclamar la emancipación de tres millones de esclavos en 1863 o de Eisenhower para permitir que los nueve alumnos negros de Little Rock pudieran entrar en clase de los primeros institutos que no segregaban. También han decretado medidas terribles, sobre todo en tiempos de guerra, como la suspensión del habeas corpus de Lincoln en 1861 o la de Roosevelt en 1942 que permitía el internamiento de miles de americanos de origen japonés, alemán o italiano en campos de concentración. Otras muchas son más intrascendentes y apenas implican instrucciones para reorientar la Administración corriente del Estado.

En un caso y en otros, los poderes están restringidos, aunque no siempre los límites entre el Legislativo y el Ejecutivo están claros. Además de las órdenes ejecutivas, los presidentes también firman proclamaciones y memorandos.  

Nota técnica. El recuento de las órdenes ejecutivas de cada presidencia se ha realizado desde el comienzo de cada mandato (20 de enero) hasta el 5 de noviembre de ese mismo año. Se ha seguido un criterio propio para clasificar las órdenes por grandes áreas, primando siempre, en el caso de que una decisión aludiera a más de un ámbito político, el principal o de mayor calado. Aunque algunos portales oficiales como los Archivos Nacionales ofrecen su propia clasificación, se han detectado en ellos algunos errores de etiquetado que este reportaje ha intentado solventar.



yoselin
Utilidades Para Usted de El Periódico de México