Nacional - Economía

Salinas de Gortari y los riesgos del fin del TLCAN 

2017-11-23

Las declaraciones de Salinas, formuladas al canal Milenio Televisión, ocurren cuando al cabo...


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 23 NOV - El ex presidente de México, Carlos Salinas (1988-1994), considerado uno de los promotores del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), defendió hoy con vehemencia ese instrumento y alertó sobre el riesgo de que se cancele.

Salinas vaticinó que una ruptura acarrearía "peores consecuencias" para su país que para Estados Unidos.

El hombre que negoció un acuerdo que triplicó el comercio en la región, que abarca unos 500 millones de consumidores potenciales, hasta llevarlo a más de un billón de dólares, advirtió que las secuelas de una cancelación se darían no sólo en el "ámbito económico".

Se trataría de un "rompimiento histórico de una relación basada en reglas y no en humores", afirmó el mandatario.

Las declaraciones de Salinas, formuladas al canal Milenio Televisión, ocurren cuando al cabo de cinco rondas de negociaciones, las delegaciones de México, Estados Unidos y Canadá se encuentran prácticamente sumidos en un marasmo debido a la confrontación de las posturas.

Las reglas de origen en el sector automotriz, el déficit comercial de Estados Unidos con México (unos 63,000 millones de dólares) y la llamada "Cláusula Sunset" que prevé la "muerte súbita" del tratado cada cinco años a menos que las partes estén de acuerdo en continuarlo, son los factores que mantienen entrampadas las tratativas.

Salinas subrayó que el acuerdo comercial es responsable de alrededor de 300,000 millones de dólares de inversiones y de la creación de millones de empleos, por lo que, "de matarlo", el país vecino perderá, pero más México.

"Más de 6 millones de empleos en Estados Unidos dependen de esa relación comercial, las cifras hablan por sí mismas, cada día exportamos 1,500 millones de productos hechos en México a Estados Unidos", afirmó el ex jefe de Estado, que aún es una figura influyente aunque rara vez aparece en público.
   
Salinas señaló que los trabajadores mexicanos en las industrias de exportación reciben salarios 40% mayores a los del promedio de la economía, por lo cual son también beneficiarios del tratado.
    
"Cuando digo que las repercusiones en México serán peores que en Estados Unidos no solo me refiero en la parte económica, sino a que se perderá esa forma de relacionarnos, una relación basada en reglas, no en caprichos ni en humores del momento", expuso.

El mismo día en que entró en vigencia el TLCAN, estalló la rebelión del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el estado sureño de Chiapas, lo que de alguna forma empañó el inicio de este acuerdo, pero no impidió que se convirtiera en un detonador de la economía de algunas regiones del país, sobre todo las más ricas.

Sin embargo, algunos críticos cuestionan que no haya influido en un crecimiento económico generalizado del país y no haya resuelto el problema de fondo de México, que es la creciente brecha entre ricos y pobres.

Según un informe de la ONG Oxfam, el 1% de la población en México acapara la mitad de la riqueza nacional, lo que convierte a este país en uno de los más desiguales del mundo.

Salinas dijo que el TLCAN ha sido un acuerdo que permitió invertir la tradicional ecuación según la cual las finanzas definen el comercio, pues ocurrió "completamente lo opuesto".

"Llegaron los gobiernos a tratar de acomodar sus decisiones a esta realidad, el tratado invirtió las circunstancias y dio certidumbre de mediano y largo plazos para poder tomar decisiones, ese fue un aspecto esencial", dijo Salinas.

El tratado permitió que la relación histórica de México con Estados Unidos, cruzada por "conflictos y una permanente dependencia" luego de que -en el siglo XIX- Washington se apoderara de la mitad del territorio, ahora se dé "a partir de acuerdos claramente establecidos".

"Es la primera ocasión en nuestra historia que Estados Unidos aceptó que con México se tenía que relacionar institucionalmente, por medio de reglas", argumentó. 



yoselin