Internacional - Política

¿Un presentador de TV presidente de Brasil? 

2017-11-23

La "aprobación" de Luciano, como se lo llama en Brasul, saltó del 43% al...

 

(ANSA) - BRASILIA, 23 NOV - El joven presentador de televisión, Luciano Huck, creció vertiginosamente en una encuesta donde recibió el 60% de apoyo de la ciudadanía, y se proyecta con candidato "outsider" para los comicios presidenciales de octubre 2018.

La "aprobación" de Luciano, como se lo llama en Brasul, saltó del 43% al 60% entre septiembre y noviembre de acuerdo con los datos presentados por el Barómetro Político.

"No me sorprende que Huck haya tenido una mejora en su aprobación" observó Dailo Cersosimo, que es el director de la consultora IPSOS que publica mensualmente el Barómetro.
    
La crecida del conductor está relacionada, según Cersosimo, con "el hecho de que su nombre comenzó a ser mencionado como el de un posible candidato sumado a que él mismo dijo que le gustaría participar" de la disputa en 2018.
    
Huck conduce el programa sabatino "Calderón de Huck", de la poderosa cadena multimedios Globo, que es líder de audiencia sabatina hace más de una década.
    
El "Calderón" combina entretenimiento, con números musicales y entrevistas sobre ídolos del público juvenil.
    
Antes de ingresar en el grupo Globo Huck había conducido otro programa de entretenimientos en la TV Bandeirantes.
    
D esde hace algunos meses Huck comenzó a reunirse con asesores de imagen al tiempo que tuvo encuentros con políticos del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002).
    
Huck, de 46 años y casado con la conductora de TV Angélica, no tiene afiliación a ningún partido pero se define como alguien de "centro" que está dispuesto a "darle una mano" a su país agobiado por una crisis política sin precedentes.
    
El sondeo indicó, asimismo, que el rechazo del público hacia Huck bajó del 40% en septiembre el 32%.
    
"Las personas están evaluando al Luciano que aparece hace 15 años en televisión" no a un político en gestación, explicó Cersosimo.
    
A raíz de los escándalos de corrupción destapados por la causa Lava Jato cayó en picada la credibilidad de la clase política en general.
    
El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado a 9 años y medio de prisión en ese proceso dirigido por el juez Sergio Moro.

el presidente Michel Temer, adversario de Lula, fue acusado dos veces por la Procuraduría, que no pudo abrirle un proceso dado que cuenta con la inmunidad que le concede el ser jefe de Estado.
    
En medio de ese clima político y ético surgen los personajes ajenos a los partidos, como Huck, o el alcalde de San Pablo, el también conductor televisivo Joao Doria.
    
Huck, hijo de un jurista y una arquitecta, aún aguarda la respuesta del Partido Popular Socialista, que le podría brindar su estructura para facilitar la candidatura.
    
De todos modos su aprobación del 60% no se traslada automáticamente a un eventual apoyo en las elecciones, precisó Cersosimo.
   
Una cosa es tener una imagen bien posicionada y otra es contar con una candidatura vencedora, comparó el experto en opinión pública.
    
En el Barómetro de la agencia Ipsos el segundo lugar lo ocupó Lula da Silva con 43% de evaluación positiva y 56% negativa.
    
Lula encabeza todos los sondeos electorales de cara a las presidenciales de 2018 en los que ha obtenido alrededor del 35 % de intenciones de voto. 


 



regina