Panorama Norteamericano

Silenciador para Donald Trump 

2017-11-28

El pasado miércoles 22 de noviembre cuando todo Washington hablaba del despacho del New York...

J. Jesús Esquivel | Proceso


The New York Times reveló que el general Michael Flynn, podría estar cooperando con el Departamento de Justicia para esclarecer la presunta colusión entre la campaña presidencial de Donald Trump y los rusos para anular a Hillary Clinton en los comicios de 2016.

La noticia que publicó el diario estadunidense fue una bomba en Washington: Flynn buscando un arreglo con el fiscal independiente Robert Mueller implica que sí pudo haber mano negra de los rusos y de Trump en contra de Clinton durante las elecciones del año pasado.

Lo mayormente sorprendente fue la reserva del presidente de los Estados Unidos. Trump, que a la menor insinuación de que su campaña colaboró con los rusos para socavar el proceso electoral, desacredita de inmediato al medio o medios que se atreven a hacerlo, se quedó quieto.

El pasado miércoles 22 de noviembre cuando todo Washington hablaba del despacho del New York Times, la cuenta personal de Trump en la plataforma de Twitter estuvo congelada.

Ni una sola línea respecto a la publicación del periódico al que acostumbra desmentir y calificar de “Fake News” (noticas falsas) cuando publica algo sobre su presidencia o sobre su campaña presidencial que le incomode o que no le guste.

The New York Times indica que los abogados de Flynn, exjefe del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca durante el primer mes de la presidencia de Trump, cerraron la puerta a la comunicación que mantenían con los asesores legales del presidente para intercambiar información sobre la investigación de Mueller.

El fiscal independiente del Departamento de Justicia investiga el alcance de la relación que sostenía Flynn con Moscú, quien mantuvo vigente esta alianza con el gobierno de Vladimir Putin, después de que a Trump se le declarara presidente electo y justo cuando el exprimer mandatario Barack Obama impuso sanciones a Rusia por su presunta injerencia en las elecciones del 8 de noviembre de 2016.

El cortar de tajo el intercambio de información con los abogados de Trump, The New York Times lo interpretó –al igual que lo hicieron todos en el mundo político de Washington- como un indicio de que Flynn busca un acuerdo con Mueller para conseguir un castigo menos severo por su pecado de coludirse con la gente de Putin.

El influyente rotativo, que por primera vez impuso un silenciador a Trump, sustentó con base a las cuatro fuentes de información que le pasaron los datos sobre el asunto y quienes pidieron el escudo del anonimato, que la rendición de Flynn y traición a la lealtad que tenía para el actual presidente, es para salvar a su hijo Michael Flynn Jr., de las acciones judiciales y criminales que eventualmente tomaría Mueller.

En su despacho de primera plana el New York Times aclaró que, pese a la información proporcionada por las cuatro fuentes del gobierno de Trump, no podía confirmar que Flynn en verdad pretenda llegar a un arreglo con Mueller. Sin embargo, el insólito silencio de Donald Trump frente a la noticia, huele y tiene pinta de ser una corroboración.


 



regina