Internacional - Seguridad y Justicia

Las opciones diplomáticas siguen siendo viables con Corea del Norte: Tillerson

2017-11-28

El secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, afirmó hoy que las "opciones...

 

Washington, 28 nov (EFE).- El secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, afirmó hoy que las "opciones diplomáticas" para solucionar el contencioso nuclear con Corea del Norte siguen, por el momento, sobre la mesa.

"Las opciones diplomáticas siguen siendo viables y abiertas, por ahora. Estados Unidos continúa comprometido con encontrar un camino pacífico hacia la desnuclearización y acabar con las acciones", señaló Tillerson en un comunicado.

La nota se emitió en respuesta al lanzamiento efectuado hoy por el régimen norcoreano de un misil intercontinental que, según el Pentágono, alcanzó una altitud "mayor" a cualquiera de los anteriores, por lo que pone en "peligro la paz mundial y regional".

Tillerson condenó el lanzamiento del misil hacia el mar de Japón, que "de forma indiscriminada amenaza a sus vecinos, la región y la estabilidad global", dijo.

A su juicio, la "incansable búsqueda de armas nucleares (por parte de Pyongyang) y los medios para lanzarlas debe ser revertido".

El jefe de la diplomacia estadounidense instó también a la comunidad internacional a seguir enviando el "mensaje unificado" a Corea del Norte de que "abandone sus programas de armas de destrucción masiva".

Tillerson señaló que todos los países deben seguir aplicando "duras medidas económicas y diplomáticas", al margen de las actuales "sanciones de Naciones Unidas".

Además, agregó, "la comunidad internacional debe adoptar medidas adicionales para aumentar la seguridad marítima, incluido el derecho a prohibir el tráfico marítimo de transporte de mercancías hacia y desde" Corea del Norte.

Se trata del primer proyectil que Pyongyang lanza en dos meses y medio, desde que el pasado 15 de septiembre disparó un misil de alcance medio que sobrevoló el norte de Japón antes de caer al mar.

Las continuas pruebas de armas del régimen de Kim Jong-un, entre ellas un ensayo nuclear el pasado 3 de septiembre, unidas a la respuesta beligerante desde Washington por parte del presidente de EU, Donald Trump, han incrementado la tensión en la zona a niveles no vistos desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953).

El pasado día 21, EU impuso sanciones contra trece entidades encargadas del transporte marítimo y terrestre con Corea del Norte, en un intento de presionar a Pyongyang para que ponga fin a sus pruebas de misiles balísticos y sus aspiraciones nucleares.

Las sanciones se divulgaron un día después de que Trump devolviera a Corea del Norte a la lista de países "patrocinadores del terrorismo", de la que había salido hace casi una década.

Tras adoptar esa decisión, el presidente estadounidense urgió al régimen norcoreano a "poner fin a su ilegal desarrollo nuclear y de misiles balísticos". 



regina