Internacional - Política

Londres insiste en que Trump se equivocó al retuitear vídeos de Britain First 

2017-11-30

En una comparecencia ante la Cámara de los Comunes para atender con carácter de...


Londres, 30 nov (EFE).- La ministra británica de Interior, Amber Rudd, consideró hoy en el Parlamento que fue "un error" que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retuiteara vídeos del partido minoritario de ultraderecha Britain First.

En una comparecencia ante la Cámara de los Comunes para atender con carácter de urgencia esta polémica, la política afirmó que su Gobierno "no tolerará a ningún grupo que propague el odio" al tiempo que indicó que "los ciudadanos británicos rechazan de manera abrumadora los puntos de vista que defiende la extrema derecha".

Al tiempo que consideró "un error" que Trump reenviara en la red social Twitter los polémicos vídeos del partido ultraderechista, Rudd admitió lo "valiosa" que es la relación existente entre su país con Estados Unidos.

Britain First es "una organización extremista que busca dividir a las comunidades mediante el uso de una narrativa de odio que propaga mentiras y aviva tensiones", indicó Rudd.

La ministra recordó, al mismo tiempo, que "el reparto sin parangón de información confidencial entre los dos países es vital".

Por su parte, el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, musulmán, opinó hoy que la primera ministra británica, Theresa May, debería cancelar la visita prevista de Trump a este país -cuya fecha aún no se ha concretado- y exigió una disculpa, en nombre de los ciudadanos británicos, por parte del político norteamericano.

En esta misma línea se manifestó también el líder liberaldemócrata, Vince Cable, al tildar a Trump de "racista malvado" y opinar que la invitación para que visite este país debe "retirarse".

Los diputados británicos abordaron así la controversia generada ayer por el presidente estadounidense tras compartir en su cuenta personal de Twitter las grabaciones colgadas por el citado partido minoritario cuyo nombre gritó el asesino de la diputada británica laborista Jo Cox al dispararle en junio de 2016.

La líder tory, Theresa May, ya calificó ayer de "error" la acción del político republicano, quien por su parte le respondió que debe preocupase por el terrorismo radical.

Los vídeos en cuestión mostraban a la política Jayda Fransen, integrante de ese partido, y llevaban por título "Emigrante musulmán golpea a niño holandés en muletas", "Musulmán destruye estatua de la Vírgen María" y "Pandilla musulmana lanza a adolescente desde un tejado y le da una paliza de muerte. 



yoselin