Internacional - Política

Parlamento de la Unión Europea detalla concesiones de Reino Unido sobre los derechos tras el Brexit

2017-12-07

El documento también apoya la propuesta de la primera ministra británica, Theresa...

Por Alastair Macdonald


BRUSELAS (Reuters) - Reino Unido garantizará los derechos de aquellos niños que nazcan en el país con padres de nacionalidades de la Unión Europea tras el Brexit y aceptará las sentencias de los jueces europeos en cuanto a dichos derechos, según un borrador de una resolución del Parlamento Europeo vista por Reuters el jueves.

El documento también apoya la propuesta de la primera ministra británica, Theresa May, de que Bruselas llegue a un acuerdo para que los ciudadanos británicos en la UE sean capaces de vivir libremente en cualquier estado miembro después del Brexit, aunque un representante de la Unión Europea dijo que eso solo sería negociado después.

La resolución fue preparada en base de un acuerdo que May iba a firmar el lunes antes de que las objeciones por parte de sus aliados en Irlanda del Norte la obligaron a posponer dicha acción.

El documento también establece las peticiones por parte de la legislatura que se encarga de aprobar cualquier tratado. Estas incluyen la petición de limitar los beneficios de Reino Unido en cualquier acuerdo futuro y la insistencia de que Londres continúe ciñéndose a la convención europea de derechos humanos.

El documento también insiste en que Reino Unido adopte automáticamente cualquier nueva legislación de la Unión Europea aprobada después de que el país pierda su voto en el seno del bloque durante el período de transición tras marzo de 2019.

May ha insistido en que el TJCE (Tribunal de Justicia Europeo) no ejerza influencia en Gran Bretaña, pero el Parlamento Europeo ha convertido la participación del tribunal en una de sus prioridades para salvaguardar la posición de unos tres millones de ciudadanos de otros estados de la Unión Europea que residen en el país.

En los derechos estipulados en el borrador, se incluye que “los miembros del núcleo familiar y las personas en una relación duradera que residan fuera de Reino Unido deberán estar protegidos por el Acuerdo de Salida y esto también deberá ser el caso para los niños nacidos en el futuro y fuera (de Reino Unido)”.

Londres, que no garantiza a sus propios ciudadanos el derecho automático de llevar al país a sus cónyuges extranjeros, había intentando aplicar esa norma a los ciudadanos de la Unión Europea después del Brexit y también pretendía negar el derecho a la residencia británica a cualquier niño nacido fuera del país después del Brexit.



yoselin