Internacional - Política

La viceconsejera de Seguridad Nacional de Trump abandona la Casa Blanca

2017-12-08

A diferencia de algunos altos funcionarios de la Casa Blanca que fueron despedidos o renunciaron a...

 

Washington, 8 dic (EFE).- La viceconsejera de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Dina Powell, impulsora de la política de Medio Oriente de la Administración del presidente, Donald Trump, abandonará el Gobierno estadounidense el próximo año, confirmaron hoy fuentes oficiales.

A diferencia de algunos altos funcionarios de la Casa Blanca que fueron despedidos o renunciaron a su cargo por diferencias con el multimillonario, Powell dejará su puesto en buenos términos con el presidente.

"Dina Powell ha sido una asesora clave y confiable en esta Administración", dijo hoy la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un comunicado al anunciar su partida.

"Ella siempre planeó servir por un año antes de regresar a su hogar en Nueva York, donde continuará apoyando la agenda del presidente y trabajando en la política de Oriente Medio. Servirá en la administración hasta principios del próximo año", agregó.

La exsocia de Goldman Sachs y la Casa Blanca han discutido su partida y están trabajando en un acuerdo para que Powell continúe asesorando a la Administración sobre política de Medio Oriente.

El consejero de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, calificó a Powell como "una de las líderes más talentosas y efectivas" con las que ha trabajado.

Aunque comenzó como asesora para asuntos de la mujer para la hija del magnate Ivanka Trump, ascendió rápidamente para convertirse en asesora adjunta en materia de seguridad.

La exfuncionaria de la Administración de George W. Bush se trasladó de la ciudad de Nueva York a Washington para unirse al equipo de Trump.

Asimismo, forjó una relación rápida y estrecha con el yerno y consejero del magnate Jared Kushner, así como con McMaster, quien se convirtió en asesor de seguridad nacional en febrero después de la expulsión de Michael Flynn.

Powell también se alineó estrechamente con la embajadora de Estados Unidos para Naciones Unidas, Nikki Haley, quien a principios de este año fue considera como una potencial sustituta de Rex Tillerson al frente del Departamento de Estado.



regina