Nacional - Seguridad y Justicia

Reportero mexicano exiliado en EU acusa a su gobierno de ser grupo criminal

2017-12-11

El periodista mexicano, que puso un puesto ambulante de tacos para ganarse la vida, realizó...


Washington, 11 dic (EFE).- El periodista mexicano Emilio Gutiérrez, que huyó desde México a Estados Unidos tras recibir amenazas hace casi una década, afirmó hoy desde prisión que "el grupo criminal más grande es el propio Gobierno" de México.

El reportero se refirió hoy al Ejecutivo que lidera Enrique Peña Nieto como "el crimen organizado" y dijo estar "aterrorizado" por la idea de ser deportado a su país de origen, donde escribió una serie de artículos documentando los abusos de las fuerzas de seguridad oficiales, según recordó hoy en una conferencia desde el centro de detención en el que está recluido en el estado de Texas.

"Entonces, el general Alfonso García Vegas me amenazó para que no siguiera escribiendo sobre eso", narró Gutiérrez, quien advirtió que si fuera necesario emprendería una huelga de hambre "total" porque sus principios "están por encima de las condiciones criminales" con las que se trata a los periodistas en su país, consideró.

Traducido de forma instantánea por su abogado, Gutiérrez reiteró su deseo de continuar en Estados Unidos, pero durante su teleconferencia de prensa de hoy en el Club de Prensa Nacional de Washington volvió a abrir la puerta a que terceros países, "como Perú o España", se ofrecieran para acogerle a él y su hijo Óscar.

"Por favor, no nos dejen, no dejen de contar lo que estamos pasando", reclamó Gutiérrez, quien dijo no confiar en las autoridades mexicanas y animó a los jueces que analizan su caso en Estados Unidos a pasar un fin de semana en Ciudad de Juárez -donde ejercía- para entender los motivos por lo que no puede regresar.

El reportero aseguró que durante su estancia en Estados Unidos ha recibido informaciones de que le "están esperando" y comentó que fue informado de que su nombre estaba presente en conversaciones internas de las fuerzas de seguridad mexicanas.

Su abogado, Eduardo Beckett, indicó que el proceso que encara ahora hasta que se dirima su situación puede provocar que él y su primogénito permanezcan en prisión hasta un año.

Gutiérrez, de 54 años, llegó al país hace nueve años huyendo con su hijo de las amenazas que recibía como periodista en México y estuvo privado de libertad durante 9 meses hasta que fue liberado.

El periodista mexicano, que puso un puesto ambulante de tacos para ganarse la vida, realizó entonces una petición de asilo, que fue denegada el pasado julio.

Pese a que él recurrió la decisión, el recurso fue rechazado por haberse interpuesto fuera de plazo, por lo que en noviembre se inició el proceso para su deportación.

Tras ser detenido el día 7 de diciembre, el abogado de Gutiérrez pidió que se suspendiera su deportación y su reclamo fue aceptado.

Según informó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Gutiérrez permanece en prisión pendiente de que se resuelva su situación migratoria.

El Club Nacional de Prensa, organizador del acto en el que se denunció la situación que viven los periodistas en México, lanzó una petición en la plataforma change.org para reclamar la liberación de Gutiérrez, que recibió como representación de los periodistas mexicanos el Premio de Libertad de Prensa de la institución este año.

Junto con el Club Nacional de Prensa y su Instituto de Periodismo, más de 20 centros defensores de la libertad de prensa y los inmigrantes han instado al Departamento de Justicia de Estados Unidos a suspender la deportación de Gutiérrez. 



regina