Mujeres

La Reina Letizia, "asombrada" del modelo de cooperación de España en Senegal

2017-12-12

Su agenda la abrió con una reunión de trabajo con los responsables de la Aecid y de...

Carlos Pérez Gil

Dakar, 12 dic (EFE).- La Reina Letizia se mostró hoy "asombrada" por la labor que la cooperación española está llevando a cabo en Senegal y por la coordinación entre los diferentes actores que participan en ella para tratar de optimizar su eficacia con los recursos de los que disponen.

Doña Letizia comenzó en Dakar una visita de trabajo de tres días a Senegal para conocer los proyectos de ayuda humanitaria que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) tiene en un país considerado estratégico por su influencia en la zona del África Occidental.

Su agenda la abrió con una reunión de trabajo con los responsables de la Aecid y de las ONG instaladas en Senegal con el fin de conocer con detalle la labor desarrollada hasta ahora y los programas en marcha, centrados en favorecer la democracia, la igualdad de género, la protección de la infancia y la creación de empleo para frenar la inmigración, en especial, de los jóvenes.

España ha destinado a Senegal 260 millones de euros desde la llamada crisis de los cayucos de 2006, que provocó la llegada a Canarias de más de 35,000 inmigrantes irregulares por vía marítima, que desde entonces permanece sellada gracias al control costero.

En los diferentes sectores de la cooperación española, están implicadas la Aecid, una veintena de ONG, las comunidades autónomas, entidades religiosas y organismos internacionales, además de contar con aportaciones desde el ámbito privado.

Una red de participantes de la que doña Letizia se mostró sorprendida: "Lo que más me asombra y me llama la atención es la capacidad de coordinación".

"Hay tanto instrumento que se profesionaliza la cooperación, pero me parece complejísimo coordinar todo eso y también la forma cómo tenéis que ir canalizando todas esas ayudas", elogió la Reina.

En la charla, participaron el secretario de Estado de Cooperación Internacional, Fernando García Casas -que definió el modelo español de ayuda como "una navegación en convoy"-, la responsable de la Aecid en Senegal, Belén Revelles, y la delegada de Unicef.

La Reina destacó también la importancia de que la cuestión de la mujer esté presente en todos los proyectos para favorecer la igualdad en una sociedad, mayoritariamente musulmana, en la que se sigue practicando la mutilación genital en ciertas zonas, a pesar de estar prohibida por ley.

En un país francófono como Senegal, Revelles resaltó que España "se haya hecho un espacio" gracias "al valor añadido" que aporta su ayuda.

"Es una cooperación de proximidad, cercana, que conecta con la gente. Las ONG están muy presentes en el territorio", enfatizó la coordinadora de la Aecid, quien no ocultó que el recorte presupuestario de los últimos años por la crisis obliga a trabajar con "recursos a veces limitados".

Entre los cooperantes que se vieron con doña Letizia, estuvo la misionera Justina de Miguel, al frente de un centro de acogida de niños huérfanos y abandonados que la Reina Sofía tuvo ocasión de visitar cuando estuvo en Senegal en 2006.

"Entonces, teníamos 40 ó 50 niños. Ahora, hay 84", se felicitó De Miguel, quien aspira a que la Aecid la ayude a levantar un nuevo recinto donde amparar a niños con parálisis cerebral.

La agenda de doña Letizia en su primera jornada en Dakar incluyó un encuentro con la Cruz Roja de Senegal para conocer su proyecto de defensa de los derechos de las mujeres.

La acompañó Marième Faye Sall, la esposa del presidente del país, Macky Sall, con quien previamente almorzó en un hotel de Dakar donde fueron recibidas entre vítores, cánticos y bailes por alrededor de 300 mujeres.

"Bienvenida", rezaba el mensaje exhibido desde las pantallas gigantes instaladas en dos camiones junto a la alfombra roja por la que desfilaron.

La Reina hizo también un hueco para desplazarse al Aula Cervantes de Dakar, un centro creado en 2009 que aspira a convertirse en sede de la institución el próximo año ante la gran demanda que hay de aprendizaje del español, propiciada en buena medida por la afición de los jóvenes a la música latina y al fútbol.

Como homenaje a Cervantes, un grupo de estudiantes senegaleses protagonizó una breve representación teatral, titulada "Los panafricanos", precedida de la lectura de un fragmento de El Quijote.

Unos 200,000 senegaleses estudian español en distintos centros académicos del país -los idiomas oficiales son el francés y el wolof-, lo que la convierte en la segunda lengua extranjera más estudiada, después del inglés.



yoselin