Nacional - Política

Yo nací para hacer historia: El Bronco

2017-12-13

Andrés Manuel tiene 30%. 20 puntos en tres meses son fáciles de rebasar para...

Luis Pablo Beauregard, El País

Jaime Rodríguez Calderón, más conocido como El Bronco, pide a un caballerango en su casa en el municipio de García que prepare su caballo para el fin de semana. El gobernador independiente de Nuevo León desde octubre de 2015 ha perdido práctica como jinete y debe recuperarla para los meses venideros. Quiere buscar la presidencia de México como candidato sin partido en julio de 2018. “Haré una campaña nunca vista en el mundo. No estaré en ningún programa de televisión, ni en ningún programa de radio”, dice.

El hijo de un campesino y un ama de casa, vendedor de alfalfa, nuez, piñón y maderas, prepara un nuevo asalto al establishment político. Para aparecer en la boleta, sin embargo, necesita reunir 866,000 firmas repartidas en al menos 17 entidades de México. Calcula que triplicará el requisito para el final del plazo, el 12 de febrero. Entonces, los mexicanos lo verán recorrer el país a bordo de un camión con pantallas gigantes y sobre Huracán, un caballo con una silla de montar que tendrá adaptada un iPad, cámaras y conexión satelital a Internet. Será un reality show que no será transmitido por televisión sino por Facebook.

Pregunta: Va en primer lugar de recaudación de firmas tras tres meses. ¿Cómo lo explica?

Respuesta: Hay empatía. Los ciudadanos quieren quitar a los partidos políticos del Gobierno. No tengo estructura en el país. Utilicé los medios cibernéticos. Me gusta cotorrear con la raza en WhatsApp, Facebook. Fuimos armando células en todo el país. Decidimos una estrategia. Primero, reunir el total porque eso le dice a la gente que vamos por el buen camino. Después, ir por los Estados, que es la segunda parte, del 1 de enero hacia adelante. La idea es triplicar el requisito.

P. ¿Qué ha hecho usted diferente comparado a otros aspirantes independientes?

R. Dije cuáles eran los Estados que más me interesaba trabajar para tener una presencia. Decidimos el Estado de México, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Tamaulipas, Coahuila, Michoacán. En Chiapas llevamos casi 25,000 firmas, vamos a llegar a 50,000 o más. Tabasco, la tierra de Andrés Manuel [López Obrador], ya me dio tres veces las firmas que necesito. Hemos gastado 6 millones de pesos.

P. ¿No lo ha ayudado la estructura del Gobierno de Nuevo León? Margarita Zavala no ha podido, y es esposa del expresidente Felipe Calderón.

R. Ayuda que seas verdaderamente independiente. Que la gente sienta que eres independiente. Margarita cometió un error de tiempo. Si se hubiera salido del PAN hace seis meses ahorita nadie la alcanzaría, ni siquiera yo. Margarita tiene más recursos que yo porque el presidente benefició, ayudó, apoyó a miles de personas en el país. ¿Por qué no le están firmando a su esposa? ¿Por qué no ha armado una estructura poderosa? Ellos van a la estructura vieja, aquellos que son parte de un partido. Margarita busca exgobernadores, exdiputados, exalcaldes. Nosotros no. La mayoría de las firmas que estoy sacando tiene 30 años o menos. Ese es el segmento de población al que quiero llegar.

P. ¿Qué va a aportar a la carrera presidencial?

R. Voy a intentar ganar. Quiero hacer una campaña atractiva a la que se sume la sociedad y no al revés, que tenga que estar haciendo alianzas con tal o cual político para sumar votos a mi posición. Quiero probar y demostrar que los ciudadanos son poderosos cuando se organizan.

P. Las encuestas más optimistas lo colocan con un 10% del voto. ¿Cómo convencerá de que realmente tiene posibilidades?

R. Andrés Manuel tiene 30%. 20 puntos en tres meses son fáciles de rebasar para mí, que siempre he vencido en la adversidad. Él no ha avanzado un punto en tres años. Yo empecé de cero y vamos 10-11, que es lo creíble. La base para mí son las firmas. Una firma es un compromiso.

P. No necesariamente.

R. Sí lo es. Cuando firmas el matrimonio, te jodiste. Cuando firmas un pagaré, te jodiste. El que te firma, te firma porque quiere que seas. Así pasó en Nuevo León. Tenemos la estrategia definida y el know how. Lo que quiero es despertar al ciudadano que está cansado de la promesa falsa.

P. El día después de ganar la gubernatura dijo: “No estoy pensando en la presidencia, ni lo haré. Nunca he dejado un cargo para ir por otro. Yo estoy con Nuevo León y aquí estaré los seis años”. ¿Reconoce que ha decepcionado a algunos de sus votantes?

R. Lo dije. Cumplir eso no me es difícil. Es lo más fácil del mundo. Empecé a ver cómo está el país. Nuevo León no es una isla y yo creí que era una isla cuando dije ese comentario. No es que haya estado equivocado. Reflexioné y cambié de opinión. Así lo estoy explicando a los nuevoleoneses. Les estoy diciendo que si no me dan permiso no voy. Los que me critican son gente que no votaron por mí. Aún logrando las firmas puedo decidir quedarme. Pero eso es dejar pasar la historia. Yo le he dicho a los nuevoleoneses que no seamos egoístas. Que le permitamos despertar al resto del país. Yo puedo hacer ese cambio. Los nuevoleoneses no estamos contentos con el centro. Trabajamos demasiado para que el centro reparta nuestro dinero a los que no trabajan. El asistencialismo derrumba cualquier intención de crecer.

P. Esta idea de que “el centro nos maltrata” puede ser muy polémica. ¿Piensa usarla en campaña?

R. Sí, claro. No puedes darle atole con el dedo a aquel que quieres que vote por ti y dejarlo ser irresponsable. No puedes sacar un país adelante mintiéndole a la población. Diciéndole a uno que le vas a dar todo y al otro diciéndole que se esté tranquilo porque no le vamos a quitar nada. ¿De dónde vas a sacar para darle a aquel? Yo lo hice en Nuevo León y vaya que vengo de la pobreza. Mi mamá no sabe leer ni escribir pero tiene un hijo gobernador. ¿Cómo lo logró mi madre si nunca recibió un peso del Gobierno? Si mi mamá pudo todas las mamás pueden. Yo sí puedo hablar de ese México. Yo sí puedo resolver ese problema porque sé cómo. Si tu hijo no lo haces trabajar desde pequeño para ganarse la comida de grande va a ser un inútil. Hay que decírselo a los papás. Yo tengo que hablarle duro a la sociedad. Y lo voy a hacer. No me voy a quedar con las ganas de decirlo. El asistencialismo es una enfermedad que tenemos que cortar de tajo.

P. ¿Cómo deja Nuevo León?

R. Un Gobierno ordenado, ya no irresponsable y gastón. El equipo de Gobierno es austero, compacto, simple, práctico. Como debe ser. Le cambiamos la máquina al carro viejo. Ya trae llantas nuevas. Ya cualquiera puede manejarlo y conducirlo porque hay un plan.

P. No hay buenas noticias en seguridad.

R. No las dice El Norte, ni Tv Azteca, ni Televisa.

P. Ni el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública.

R. La estadística de Nuevo León va hacia abajo.

P. Recibió en 2015 un estado con una tasa de 11.8 homicidios por cada 100,000 habitantes. Este octubre la tasa llegó a 14.4.

R. Somos un Estado poderoso. Hay miles de empresas. El PIB es el 10% de todo el país con el 4% de la población. Tenemos una tasa de ingreso per cápita superior a todo el país. Somos atractivos para el delito, y no es una justificación. A nosotros nos creció el delito del fuero común porque nuestras policías eran reactivas, se dedicaban solamente al tema de la delincuencia organizada. Hemos contratado en año y medio 1,500 policías y otros 500 se contratarán en los próximos meses para no depender del centro. En ese cambio tuvimos un desfase y es ese. Al final de diciembre saldremos con números mejores. 

P. ¿Si pierde la elección regresará al Gobierno de Nuevo León?

R. Sí, claro. Voy a pedir un permiso de seis meses. Quiero volver a hacer historia. Yo nací para hacer historia y crear historias. Algunas exitosas y otras no.



regina