Internacional - Seguridad y Justicia

Estados Unidos ayudó a frustrar ataque mayor en San Petersburgo

2017-12-18

La Casa Blanca no reveló detalles del plan pero dijo que el ataque "podría haber...

 

MOSCÚ/WASHINGTON (Reuters) - Estados Unidos suministró una información de inteligencia a Rusia que ayudó a frustrar un posible ataque con bomba en San Petersburgo, dijeron el domingo funcionarios estadounidenses y rusos, en una poco frecuente demostración de cooperación pese a la profunda división entre ambas naciones.

El presidente ruso Vladimir Putin telefoneó a su par estadounidense Donald Trump el domingo para agradecerle por el aviso, que según dijo el Kremlin, sirvió para impedir un ataque con bomba de extremistas contra una catedral en la ciudad rusa, además de otros sitios.

La Casa Blanca no reveló detalles del plan pero dijo que el ataque “podría haber matado grandes cantidades de personas”. Ni el Kremlin ni la Casa Blanca identificaron a los potenciales atacantes. La advertencia de Estados Unidos permitió que las agencias de seguridad rusas arrestaran a los sospechosos antes de que pudieran llevar adelante sus planes, dijeron la Casa Blanca y el Kremlin.

Las relaciones entre Washington y Moscú fueron dañadas por desacuerdos sobre las guerras en Ucrania y Siria, aunque Trump prometió durante su campaña electoral impulsar mejores lazos con Moscú. Pero eso se complicó por las denuncias estadounidenses -negadas por Rusia- de que el Kremlin se inmiscuyó en la campaña electoral de Estados Unidos el año pasado, a fin de que Trump consiguiera el triunfo.

Funcionarios rusos dicen que Putin cree que Trump no es responsable de las tensiones. El llamado telefónico del domingo entre Trump y Putin fue al menos el segundo de ese tipo en la última semana. El jueves, Putin y Trump discutieron la crisis de Corea del Norte.

El ataque frustrado iba a perpetrarse en la Catedral Kazansky, en San Petersburgo, la segunda mayor ciudad de Rusia, y en otros sitios allí, donde se reúnen grandes cantidades de personas, dijo el comunicado del Kremlin. La catedral es un lugar popular para los turistas.

La Casa Blanca citó el caso como una señal de todo lo que podrían hacer Moscú y Washington si cooperaran más.

“Ambos líderes coincidieron en que esto sirve como ejemplo de las cosas positivas que pueden ocurrir cuando nuestros países trabajan juntos”, dijo la Casa Blanca, agregando que Trump apreció el llamado de Putin.

Medios rusos reportaron la semana pasada que el Servicio de Seguridad Federal había detenido a partidarios de Estado Islámico que habían estado planeando un ataque suicida con bomba contra la Catedral Kazansky el sábado. 



yoselin