Deportes

Declaran culpables a dos exdirectivos en el caso de corrupción de la FIFA 

2017-12-22

A Napout Barreto se le consideró culpable de tres cargos por crimen organizado y fraude...

Rebecca R. Ruiz, The New York Times


El viernes, dos altos mandos del fútbol mundial fueron encontrados culpables por su participación en una red de corrupción que se extendió a varios continentes e hizo caer en una trampa a decenas de hombres que controlaban el deporte más popular del planeta.

Un jurado en la corte federal de Brooklyn sentenció el viernes a los hombres: Juan Ángel Napout, expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), quien fue acusado de aceptar 10,5 millones de dólares en sobornos desde 2010, y José Maria Marin, expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, quien fue acusado de aceptar 6,55 millones de dólares.

Marin fue declarado culpable de seis cargos de crimen organizado, fraude electrónico y lavado de dinero. El jurado lo consideró inocente de un cargo de lavado de dinero.

A Napout Barreto se le consideró culpable de tres cargos por crimen organizado y fraude electrónico. Fue absuelto de dos cargos de lavado de dinero.

El jurado aún no llega a un veredicto sobre un cargo por crimen organizado contra Manuel Burga, expresidente de la Federación Peruana de Fútbol. El juez ordenó a los jurados regresar la próxima semana para continuar con las deliberaciones.

Los veredictos contra Napout Barreto y Marin resuelven parcialmente un juicio de un mes de duración realizado por Estados Unidos por el caso de corrupción de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA). Dicho caso quedó envuelto en el caos cuando las acusaciones fueron anunciadas en 2015. Varios altos funcionarios del fútbol fueron acusados de aceptar sobornos de parte de empresas de mercadotecnia que deseaban obtener derechos comerciales para las principales competencias.

Más de veinte acusados se han declarado culpables como resultado de la investigación de un año por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos desde el distrito este de Nueva York en coordinación con el FBI y el Servicio de Impuestos Internos.

Pero los tres funcionarios que enfrentaron el juicio este mes se encontraban en la minoría que luchó activamente contra la vasta evidencia presentada por el gobierno.



regina