Internacional - Política

Rusia rechaza declaraciones injerencistas de Estados Unidos sobre comicios

2017-12-29

Las acusaciones de Estados Unidos a Rusia sobre presiones a los candidatos y la carencia en este...

 

Moscú, 28 dic (PL) Rusia rechaza las declaraciones injerencistas de Estados Unidos sobre su proceso electoral, declaró hoy la vocera de la Cancillería María Zajarova, al comentar críticas en ese sentido por el Departamento de Estado norteamericano.

Nosotros nos disponemos a comentar cada declaración de carácter injerencista emitida por Washington sobre nuestro proceso electoral, afirmó al referirse al caso de la negativa para autorizar al bloguero opositor Alexei Navalni para presentarse como candidato presidencial.

La Comisión Central Electoral recordó los asuntos pendientes con la justicia de Navalny como uno de los argumentos para denegarle el derecho a convertirse en candidato presidencial.

En su momento, la Casa Blanca acusó a Rusia de inmiscuirse en el proceso político estadounidense, aunque nunca presentó pruebas concretas sobre ello, pero aún así aplicó sanciones contra Moscú bajo el supuesto de que esta actividad si tuvo lugar.

Las acusaciones de Estados Unidos a Rusia sobre presiones a los candidatos y la carencia en este país de una adecuada defensa de los derechos humanos es una injerencia directa de ese país en nuestros asuntos internos y en nuestro proceso electoral, denunció Zajarova.

Desconocemos en que se basa Washington para dar calificativos de procesos electorales en otras naciones como el caso de Rusia, declaró la portavoz.

Acaso se podría hablar de presiones ejercidas en Rusia, se preguntó la vocera de la Cancillería, quien llamó a mirar lo que ocurre en Occidente.

En su momento, el presidente Barack Obama limpió las filas del Partido Demócrata para dejar a Hillary Clinton como candidata presidencial, mientras sacaba del camino al liberal Bernie Sanders, recordó.

Después envenenó la campaña electoral, con el apoyo de medios de prensa, del republicano Donald Trump, además de otros recursos sucios que afloraron durante la esa contienda proselitista norteamericana, comentó.

Si en lo adelante Estados Unidos continúa con sus comentarios sobre los comicios rusos, vamos a recordarles los aspectos negativos de su sistema electoral, afirmó, en alusión a la fórmula del voto indirecto que permitió a Trump llegar a la Casa Blanca, pese a perder el voto popular.

La historia de la búsqueda de un pacto para evitar la injerencia en los asuntos internos de ambos países se remonta a la década de 1920, cuando fue Estados Unidos, temeroso de la influencia de la Revolución de Octubre en plena depresión, quien solicitó un acuerdo, apuntó.

En 1993, también se alcanzó un arreglo para evitar la injerencia en asuntos internos. En mayo de 2013, el entonces secretario de Estado John Kerry también abordó con las autoridades rusas los términos para evitar la injerencia en los asuntos internos, destacó la diplomática.

Para mediados de este año, el mencionado tema debió tratarse entre ambas partes, pero Estados Unidos nunca buscó llegar a un consenso.

Sin embargo, contra Rusia se lanza ahora una campaña mediática intensa para ahondar en acusaciones, sin pruebas, de la presunta injerencia de Moscú.

En mayo de 2013, el entonces secretario de Estado norteamericano, John Kerry, también abordó con el gobierno ruso el tema de la no injerencia en los asuntos internos, señaló Zajarova.

Después se propuso un proyecto de declaración para debatirlo en julio, pero Estados Unidos evitó firmar esas normas, indicó la diplomática.

El 15 de septiembre pasado, se buscó conciliación en el citado tema con el Departamento de Estado, pero en esa ocasión tampoco fue posible un acuerdo, algo que muestra el carácter artificial de las acusaciones de injerencia proferidas por Washington, aseguró Zajarova.



yoselin