Internacional - Población

Trump y republicanos de Estados Unidos apoyan a manifestantes iraníes

2018-01-02

Las protestas, que inicialmente se enfocaban en las dificultades económicas pero ahora...

 


WASHINGTON (Reuters) - El presidente estadounidense Donald Trump y los legisladores republicanos ofrecieron el domingo su apoyo implícito a decenas de miles de iraníes que salieron a protestar contra la elite clerical de la República Islámica y la política exterior iraní en Oriente Medio.

“Grandes protestas en Irán”, escribió Trump en un “tuit” desde su club privado en Palm Beach, Florida. “La gente finalmente está dándose cuenta de cómo les están robando el dinero y la riqueza para malgastarla en terrorismo”.

“Parece que ya no lo soportan más. ¡Estados Unidos observa muy de cerca las violaciones de derechos humanos!”, agregó.

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo en un comunicado: “el Gobierno iraní está bajo prueba de sus propios ciudadanos. Rezamos para que al final del día prevalezcan la libertad y los derechos humanos”.

Las protestas, que inicialmente se enfocaban en las dificultades económicas pero ahora incluyen mensajes contra el Gobierno, parecieron reanudarse por cuarto día el domingo, pese a las advertencias de Teherán de que tomará medidas duras, y a las restricciones a las aplicaciones de mensajes usadas por los manifestantes.

Las protestas son las mayores desde los disturbios del 2009 que siguieron a la disputada reelección del entonces presidente Mahmoud Ahmadinejad.

El respaldo de Trump a algunos de los reclamos de los manifestantes difiere de cómo reaccionó inicialmente su antecesor, Barack Obama, a las manifestaciones del amplio “Movimiento Verde” que sacudió a Irán en 2009.

Obama al principio limitó su respuesta, temiendo que el apoyo de Washington pudiera ser contraproducente y permitir al Gobierno iraní pintar a los manifestantes como manejados por Estados Unidos.

Algunos funcionarios iraníes ya culpan a “agentes extranjeros” por las últimas manifestaciones.

Trump ha asumido una línea más dura con Teherán que Obama. En octubre, se rehusó a certificar que Irán cumplía con su acuerdo nuclear del 2015, incluso a pesar de que los inspectores internacionales de armas dijeron que sí lo estaba haciendo.

También se comprometió a trabajar con los estados árabes del Golfo y con Israel para contener lo que ven como intentos iraníes para extender su influencia en la región.

El senador estadounidense Lindsey Graham, un republicano de Carolina del Sur, dijo que Trump debería pronunciar un mensaje a la nación, estableciendo los términos de un acuerdo nuclear mejorado con Irán.

“El presidente Trump está tuiteando, muy comprensivo con el pueblo iraní”, dijo Graham en el programa de televisión “Face the Nation” de CBS News. “Pero no alcanza con tuitear solamente. Hay que tener un plan”, añadió. 



yoselin