Deportes

La FIFA enfrenta acusaciones de retrasar la investigación sobre dopaje 

2018-01-05

A seis meses de que se celebre el Mundial de Rusia, los líderes del movimiento antidopaje...

Tariq Panja, The New York Times

LONDRES — Durante más de un año, el Comité Olímpico Internacional (COI) se tuvo que enfrentar al problema de Rusia y su programa de dopaje. Ahora es el turno de la FIFA.

A seis meses de que se celebre el Mundial de Rusia, los líderes del movimiento antidopaje están criticando al órgano rector del fútbol por el fracaso que tuvo al investigar a mayor profundidad e insistencia si las autoridades rusas encubrieron pruebas positivas de dopaje de los mejores futbolistas de su país.

El martes, Travis Tygart, director de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, señaló que la aparente inacción de la FIFA era “exasperante”. Craig Reedie, el presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por su sigla en inglés), comentó que esperaba que la FIFA descubriera cualquier acusación de corrupción y actuara firmemente.

“Les proporcionamos toda la información que tuvimos en ese momento y les dijimos que debían ser responsables de poner manos a la obra con el manejo de los resultados”, señaló Reedie.

La pregunta es si la FIFA ha hecho todo lo posible para contactar a Grigory Rodchenkov, el informante ruso y exdirector del laboratorio donde se realizaban las pruebas de dopaje en Moscú, cuyo testimonio desenmascaró un inmenso programa de dopaje que corrompió los deportes a nivel mundial durante varias olimpiadas, con evidencia que se extendió desde 2011 hasta 2015.

La FIFA aseguró que en un inicio intentó contactar a Rodchenkov el año pasado por medio de la WADA, pero le informaron que no estaba disponible. En un comunicado que se emitió el martes, la FIFA señaló que estaba esperando que se volvieran a analizar las muestras de los atletas rusos que se vieron implicados debido a la información proporcionada por Moscú en noviembre, antes de intentar restablecer el contacto con Rodchenkov.

El análisis adicional de las muestras de dopaje, el cual se espera que se lleve a cabo a finales de este mes, podría ser necesario para establecer una mayor cantidad de evidencia y así castigar a los atletas de forma satisfactoria. El laboratorio en Suiza que está realizando el análisis está dando prioridad a las muestras que mancharon las Olimpiadas de Invierno de 2014 antes de que se celebre la siguiente edición de estos juegos el próximo mes en Corea del Sur.

“La FIFA continuará con sus investigaciones, trabajando de cerca con la WADA y explorando cualquier camino posible”, afirmaron funcionarios de la FIFA en un comunicado preparado.

James Walden, un abogado de Rodchenkov, comentó que los funcionarios de la FIFA nunca se habían puesto en contacto con él.

Tygart protestó que eso era inaceptable. “Francamente, es exasperante”, dijo Tygart el martes. “Los atletas limpios y el público merecen que el impacto del dopaje ruso se resuelva de inmediato, por lo menos, en el fútbol. Llevamos más de tres años resolviendo este problema y no hay excusa para que en este momento la FIFA no logre contactar al principal testigo”.

Rodchenkov se está escondiendo en Estados Unidos. Su testimonio finalmente provocó que en diciembre el COI tomara la decisión de prohibir que el Comité Olímpico de Rusia participara en las Olimpiadas de Invierno a celebrarse el próximo mes. Después de llevar a cabo su propia investigación, los investigadores del COI supusieron que Rodchenkov, quien es considerado un traidor en Rusia, en esencia había dicho la verdad.

Rodchenkov tiene evidencias de que el programa de dopaje del Estado ha protegido a los futbolistas rusos, según Walden. Estas aseveraciones aparecieron por primera vez en el escandaloso informe de 2016 que realizó el abogado canadiense Richard McLaren para la WADA. McLaren basó su informe en evidencia forense y en la cooperación de Rodchenkov. Según el informe, más de mil atletas de treinta deportes podrían haber encubierto sus muestras, entre ellos jugadores de fútbol que estuvieron en la alineación de la selección rusa del mundial de 2014.

La FIFA divulgó una línea del tiempo de la investigación que lleva hasta el momento, la cual no ha generado ninguna evidencia de dopaje entre los futbolistas rusos. Los críticos aseguran que la organización está intentando evitar rencores con el país que será el anfitrión de la Copa del Mundo este verano. La FIFA señaló que, si puede encontrar evidencia “que demuestre que algún atleta cometió una violación a la regla antidopaje, la FIFA impondrá la sanción apropiada”.

“En todo el tiempo y trabajo que puso la FIFA en esta defensiva, pudo haber tomado el teléfono y concertar diez entrevistas con Rodchenkov”, dijo Walden, el abogado de Rodchenkov.

Rodchenkov sigue siendo un participante activo del proceso en curso en el cual muchos atletas han sido vetados con base en un análisis adicional de sus muestras. Planea proporcionar su testimonio en el Tribunal de Arbitraje Deportivo durante los procedimientos de apelación para los atletas rusos que fueron sancionados.

La FIFA está intentando manejar la investigación sobre el dopaje entre un escrutinio permanente de su capacidad para enmendar el camino después del escándalo de corrupción en 2015. Este escándalo provocó la dimisión de la mayoría de sus funcionarios más altos. Recientemente, tres de sus exlíderes de gobierno publicaron un artículo en el cual concluyen que no se podía confiar en la FIFA para cambiar desde adentro y que se requería una intervención externa.

Tygart afirmó que el desempeño de la FIFA demostraba “por qué la reforma del sistema antidopaje en el mundo debía empezar por evitar que los deportes se vigilen a ellos mismos, pues no se puede promover y vigilar de forma eficaz al mismo tiempo, como ha quedado demostrado”.

Jiri Dvorak, la máxima autoridad médica de la FIFA durante veintidós años hasta su salida en octubre de 2016, expresó sorpresa de que sus exempleadores todavía no se comunicaran con Rodchenkov. Dvorak tuvo un papel activo la última vez que un escándalo por dopaje amenazó con debilitar el torneo.

La FIFA no ha contratado a un investigador independiente para que analice los casos sospechosos de dopaje. Hasta ahora, ninguna muestra de fútbol ha sido analizada en el laboratorio de Lausana que desarrolló las pruebas complejas para detectar anomalías en las muestras rusas. La FIFA ha solicitado que estas muestras sean prioritarias después de que se analicen las últimas muestras de Sochi a finales de este mes.



yoselin