Internacional - Economía

China propone "Ruta de la Seda Polar" ante oportunidad "histórica" del Ártico

2018-01-26

En concreto, China aboga por la explotación de petróleo, gas, recursos minerales y...


Pekín, 26 ene (EFE).- China se comprometió hoy a facilitar la conectividad y sostenibilidad económica del Ártico, que considera que presenta una oportunidad de desarrollo "histórica", a través de una "Ruta de la Seda Polar" que respete el cuidado del medio ambiente, promueva el turismo y mantenga la paz en la región.

En un documento titulado "La política de China en el Ártico", divulgado hoy por el Gobierno, el país asiático apostó por el desarrollo de rutas marítimas en la región polar y animó a las empresas chinas a participar en su construcción.

"China, como un país responsable, está preparado para cooperar con todas las partes implicadas para aprovechar la oportunidad histórica del desarrollo del Ártico y abordar los retos que presentan los cambios en la región", recoge el documento.

La explotación responsable de los recursos en esa zona es una de las oportunidades destacadas.

En concreto, China aboga por la explotación de petróleo, gas, recursos minerales y otras energías fósiles, pesca y turismo, en conjunto con otros países que tienen soberanía en la zona y "respetando las tradiciones y culturas de los residentes, incluyendo las de pueblos indígenas, y conservando el medio ambiente".

La protección medioambiental es uno de los temas que aborda el país asiático, que defiende la importancia de cuidar la biodiversidad de la zona y de explotar de forma "responsable y transparente" los recursos.

"Todos los países deben cumplir con sus obligaciones para conservar los recursos de pesca y el ecosistema de la región", subraya el documento.

En el terreno energético apuestan por la cooperación para promover las energías limpias y un menor uso del carbón, más contaminante.

El Ártico ocupa una extensión de 8 millones de kilómetros cuadrados de tierra, cuya soberanía pertenece a Canadá, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Rusia, Suecia y los Estados Unidos, y 12 millones de kilómetros cuadrados de océano, en los que muchos países comparten intereses marítimos de acuerdo a la ley internacional. 



yoselin