Internacional - Economía

Muestras de progreso y algunos riesgos al cierre de la sexta ronda de renegociación del TLCAN 

2018-01-29

En el último año, Washington ha dicho estar cerca de retirarse del TLCAN varias...

Ana Swanson, Rhe New York Times


MONTREAL, Canadá – La sexta ronda de negociaciones sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) concluyó este lunes mientras sigue habiendo importantes divergencias entre los tres países que componen el acuerdo. Sin embargo, también se redujeron las preocupaciones sobre la amenaza de retiro de Estados Unidos.

En el último año, Washington ha dicho estar cerca de retirarse del TLCAN varias veces, pero después de seis meses de negociaciones polémicas el ambiente en Montreal durante las conversaciones fue de un optimismo cauteloso, ya que los tres países finalmente comenzaron a discutir posibles soluciones a algunos de sus conflictos más espinosos.

Aun así, Robert Lighthizer, el representante comercial de Estados Unidos, pareció arrojar un poco de agua fría sobre el progreso, calificando las propuestas hechas por México y Canadá de inadecuadas y, en algunos casos, contrarias a las demandas estadounidenses.

“Esta ronda fue un paso hacia adelante”, dijo Lighthizer en una conferencia posterior al cierre de la ronda. “Pero estamos progresando lentamente. Le debemos a nuestros ciudadanos, que están operando en un estado de incertidumbre, un progreso mucho más rápido”.

El secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo Villarreal, indicó que los tres países están en un mejor momento en cuanto a la negociación y que el progreso realizado hasta ahora ha encaminado a las partes a poder aterrizar los temas y concluir el proceso.

Es probable que las conversaciones se extiendan más allá de la siguiente ronda en marzo, lo que podría llevar a la negociación a un territorio más riesgoso dado que los tres países celebrarán diversos procesos electorales (elecciones generales en México, legislativas de medio término en Estados Unidos y locales en Canadá). La siguiente ronda oficial se programó en México para finales de febrero.

El pacto que entró en vigor hace veinticuatro años fue el acuerdo de libre comercio más abarcador de su tiempo. Estimuló el comercio entre los tres países en parte al reducir los altos aranceles que tenía México para productos de Estados Unidos y Canadá, pero, como ha recalcado a menudo el presidente Donald Trump, también incentivó a varias empresas a trasladar la manufactura intensiva en mano de obra a México y a pagarle sueldos muy bajos a esos trabajadores. Trump llegó a la Casa Blanca hace un año con una agenda comercial ambiciosa que incluye la promesa de modificar el pacto o de eliminarlo por completo.



yoselin