Internacional - Seguridad y Justicia

Congreso sirio: una puerta en el tortuoso camino de la paz

2018-01-31

El tercero se refiere a las condiciones para crear en un futuro una comisión constitucional...

Por Antonio Rondón García


Sochi, Rusia, 31 ene (PL) El Congreso de Diálogo Nacional Sirio, celebrado en este sureño balneario, de seguro pasará a la historia como la primera congregación amplia de ese país levantino con patrocinio internacional y con propuestas concretas.

Pese a los esfuerzos de Occidente de boicotear el evento, como se puede apreciar a partir de exigencia de Francia de contar con un foro como ese, pero solo en Ginebra, o la ausencia de Estados Unidos, el evento logró, al menos, cumplir con el programa mínimo.

El congreso, donde se abogó por la asistencia de todos (oposición fuera de Siria, dirigentes de formaciones armadas, grupos de la sociedad civil y representantes del gobierno, entre otros), se dedicó a la discusión solo entre sirios.

Los garantes como Rusia, Turquía e Irán solo promovieron el foro, realizado en un ambiente de total libertad de planteamientos y de acciones, como lo mostró un grupo de casi 80 opositores, en su mayoría residentes en Turquía, que boicoteó el evento en Sochi.

Además, el encuentro tampoco contó como una representación oficial de la comunidad kurda, aunque asistieron elementos aislados, en medio de la oposición tajante en ese sentido de Ankara, que desde finales de diciembre realiza la operación Ramo de Olivo, en el norte sirio.

El gobierno turco anunció como propósito de su operación bélica el combate a formaciones armadas kurdas, a las que considera como terroristas, mientras motivo el lanzamiento de esa acción en declaraciones reciente de Washington.

Poco antes de iniciarse Ramo de Olivo, el Pentágono indicó que formaría las llamadas Fuerzas de Seguridad Fronterizas a lo largo del límite sirio con Turquía e Iraq. Sin embargo, pese a las mencionadas ausencias, el congreso logro acordar al menos tres documentos: un comunicado final, donde se enumeran 12 principios fundamentales de un proceso político y un llamamiento a la comunidad internacional a ayudar al sufrido pueblo sirio.

El tercero se refiere a las condiciones para crear en un futuro una comisión constitucional y los parámetros para elegir a sus integrantes.

Al respecto, el enviado especial de la ONU para Siria, Steffano de Mistura, consideró que en el citado comité deben entrar representantes del gobierno, un amplio espectro de la oposición, independientes, especialistas y mujeres, subrayó al hacer las conclusiones del evento.

De Mistura debió hacer una confesión poco feliz para Washington: el congreso en Sochi constituye un aporte sustancial al proceso de negociaciones bajo la égida de la ONU en Ginebra, que desde hace varios años se realiza en la ciudad suiza sin ningún resultado relevante.

Por el contrario, el Congreso de Diálogo Nacional Sirio, como ya ocurrió con el proceso de encuentros en Astaná, demostró en la práctica la capacidad de Rusia para formar alianzas, como lo hizo con Turquía e Irán, o crear condiciones para un diálogo más resultativo.

Durante ocho rondas de pláticas intersirias se logró la creación de cuatro zonas de distención bajo copatrocinio de Moscú, Ankara y Teherán, mientras la fuerza aérea rusa se ocupó de forma concreta de eliminar a las principales fuerzas del terrorista movimiento Estado Islámico (EI).

El evento de Sochi abrió la puerta de un camino poco iluminado en Siria, atacado por obstáculos de partes contrarias a un avance, pero, aún así, con posibilidades de consolidarse para responder a anhelos de una recuperación socioeconómica, tras una guerra impuesta desde afuera.



regina