Nacional - Seguridad y Justicia

México dice no tener condiciones para retiro militares de tareas de seguridad

2018-02-01

El ministro se comprometió a dar resultados en el combate a la violencia y llamó a la...

 

México, 1 feb (EFE).- El Gobierno mexicano negó hoy que haya condiciones para retirar a las Fuerzas Armadas de las tareas de seguridad pública, al presentar los resultados del despliegue de policías federales en puntos conflictivos del país desde el pasado lunes.

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, anunció en una conferencia de prensa que desde el despliegue de más de 5,000 miembros de las fuerzas civiles federales en varias ciudades no se han registrado homicidios dolosos, salvo en Colima.

El despliegue se hizo en Tijuana (Baja California), el corredor Los Cabos-La Paz (Baja California Sur), Ciudad Juárez (Chihuahua), el estado de Colima, el estado de Jalisco en dos puntos específicos, Chilpancingo (Guerrero) y Cancún (Quintana Roo).

Aunque reconoció que un balance de la estrategia -en la que no participan las Fuerzas Armadas- aún es "prematuro", Navarrete destacó que en estos cuatro días "la comisión de delitos dolosos prácticamente desapareció, salvo en el caso de Colima, que se está investigando".

Aclaró que el despliegue policial es una respuesta "absolutamente necesaria" del Gobierno para "la contención del aumento de índices delictivos y de criminalidad" después de que 2017 cerrara como el año más violento en dos décadas, con un total de 25.339 homicidios dolosos.

"No pretende prescindir de ninguna manera del apoyo de las Fuerzas Armadas, al contrario, hay un agradecimiento y reconocimiento enorme" a su apoyo en las tareas de seguridad pública, en auxilio a fuerzas civiles, aseguró.

"No existen condiciones ni operativas, ni tácticas, ni estratégicas para poder pensar que se puede prescindir del apoyo de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública", insistió el titular de Gobernación al destacar que el apoyo de los militares es "imprescindible".

Lo que sí existe es la convicción de tratar de "normar la situación difícil que se vive por la convivencia de fueros -civil y castrense- cuando se requiere el auxilio de Fuerzas Armadas", dijo Navarrete al aludir a la Ley de Seguridad Interior aprobada por el Congreso y que está siendo revisada por la Corte Suprema.

El ministro se comprometió a dar resultados en el combate a la violencia y llamó a la sociedad a tener confianza de que se está "haciendo lo correcto".

"Estamos dispuestos a corregir lo que no funcione y a ajustar lo que se tenga que ajustar y a fortalecer, sin duda, lo que está funcionando bien", afirmó tras señalar que este despliegue permitirá evaluar las capacidades tanto de policías civiles federales, como estatales y municipales.

Además, indicó que ir sobre puntos específicos y organizaciones criminales permitirá detectar si hay agentes involucrados con el crimen organizado y "poder depurarlos y hacerlo de cara a la sociedad".

Navarrete indicó que "seguramente" el despliegue se ampliará a otras partes del país, que se encuentra inmerso en el proceso electoral más grande de su historia, "en coordinación con los gobiernos estatales".

Aunque el proceso no es "fácil" porque no hay cuarteles en muchas zonas, implica traslados terrestres, así como movimiento de personal y de infraestructura. "El esfuerzo vale la pena", añadió. EFE



regina