Internacional - Población

CIDH: 4.5 millones de venezolanos comieron una vez al día en 2017

2018-02-02

Además, un promedio de 4,5 millones de venezolanos se alimentó una vez al día...

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó un informe este jueves 1 de febrero en el que solicitó al gobierno venezolano “garantizar y respetar los derechos a la alimentación y a la salud de la población en el contexto de la crisis económica y social marcada por escasez y desabastecimiento de alimentos y medicamentos".

El organismo de protección de derechos humanos indicó que el Estado venezolano tiene que proteger a los ciudadanos del hambre y debe estructurar un sistema de salud adecuado para canalizar la crisis por la falta de medicamentos que hay en el país suramericano.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud, indicaron que hubo 1,3 millones de personas subalimentadas en Venezuela entre el 2014 y el 2016.

El informe subrayó que esta situación afecta en particular a las personas, grupos y colectivos en mayor situación de vulnerabilidad y de pobreza del país como: niños, mujeres, pueblos indígenas, afrodescendientes, migrantes, personas privadas de libertad y personas mayores.

El estudio de la ONU destacó que en el 2017 “fallecieron entre cinco y seis niños semanalmente por falta de alimentación, y al menos 33% de la población infantil presentaría indicadores de retardo en su crecimiento”.

Además, un promedio de 4,5 millones de venezolanos se alimentó una vez al día el año pasado, mientras que el 11.4% de los menores de edad del país exhibe algún cuadro de desnutrición.

La CIDH y su Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (REDESCA) informaron que diferentes organismos de derechos humanos manifestaron que el acceso a fármacos y tratamientos de enfermedades mortales es mínimo.

“Al finalizar el 2017 el desabastecimiento de medicinas básicas para enfermedades relacionadas con diabetes, diarrea, hipertensión e infecciones respiratorias agudas se encontraría sobrepasando el 80%. De la misma forma, se ha tenido conocimiento que el 85% de las farmacias de la capital venezolana se habrían quedado sin medicación para infecciones oportunistas que atacan a personas viviendo con VIH o SIDA; y que entre un 95 y un 100% de los hospitales no tendrían antirretrovirales a su disposición”, expuso el texto.

Sumado a esto, la CIDH y REDESCA revelaron que las bolsas de comida distribuidas a través de los Comités Locales de Abastecimiento (CLAP) no se están entregando a las personas abiertamente opositoras del gobierno de Maduro.



regina