Turismo

Turistas atestiguan espectáculo de ballenas grises en noroeste de México

2018-02-05

"La sensación de ver un pez (sic) tan grande y ver sus ballenatos, pues es una...


Puerto Adolfo López Mateos (México), 4 feb (EFE).- Miles de turistas nacionales y extranjeros atestiguan este fin de semana en la localidad mexicana de Puerto Adolfo López Mateos el espectáculo que brindan las ballenas grises que juegan y alimentan a sus crías, que se ha convertido en una importante fuente de ingresos para el lugar.

"La sensación de ver un pez (sic) tan grande y ver sus ballenatos, pues es una maravilla. La maravilla del mar no tiene nombre", dijo emocionada a Efe la mexicana Esthela Gámez, de visita en la localidad del municipio de Comondú, en el estado noroccidental de Baja California Sur, para el XXV Festival Internacional de la Ballena Gris.

A su vez, una turista extranjera confesó en inglés su emoción de ver "cuando el bebé sube y se te acerca y después se sumerge y te provoca, pero entonces regresa".

José Collins, presidente de vigilancia de la unión de lancheros en López Mateos, señaló que este sitio es a nivel mundial "uno de los lugares más apropiados para hacer este tipo de evento, ya que son bahías protegidas y no tiene ningún riesgo el ballenato al nacer para que los depredadores no ataquen".

Indicó que el avistamiento de los cetáceos, que en la época invernal migran a México para aparearse y dar a luz, resuelve muchos de los problemas económicos de la comunidad.

"La mayoría de nosotros que damos el servicio de avistamiento somos socios de cooperativas pesqueras, lo cual ya en últimas fechas, últimos años, la cuestión de la pesquería se ha reducido bastante", comentó.

Por su parte, Fernando Rojas, capitán y prestador de servicios, refirió que para los turistas ver a estos grandes mamíferos marinos "es una experiencia, y hay veces que les toca suerte que llegan a tocar la ballena".

"Para ellos es un privilegio. Ellos dicen 'Esto no nos lo esperábamos'. Se sienten muy contentos, muy felices, al momento de tocar la ballena", ahondó.

Rojas también se refirió a los beneficios económicos que deja la observación de los cetáceos, y precisó que "los cincuenta mil turistas que tuvimos el año pasado dejaron una derrama económica (gasto) de alrededor de cincuenta millones de pesos (2,7 millones de dólares)".

Al respecto, el director de Turismo de Comondú, Miguel Cota, declaró: "Aquí queda la derrama económica en López Mateos. Se ve reflejada en los bolsillos de los prestadores de servicios. Así me lo han manifestado".

Cada año, en los primeros días de febrero, se realiza en Puerto Adolfo López Mateos, uno de los más importantes santuarios balleneros de Baja California Sur, el Festival Internacional de la Ballena Gris. En esta ocasión se lleva a cabo de 2 al 4 de febrero.

Los visitantes llegan al muelle, donde son atendidos por prestadores de servicios turísticos. En grupos de hasta 20 personas se embarcan en lanchas en busca de las ballenas, que sin duda recompensan su viaje de la mejor manera.

En estos días, cuando los ballenatos comienzan a tomar confianza, se presenta el llamado "síndrome de la ballena amistosa"; es decir, el gigante del mar convive de tal manera con el turista que en ocasiones le permite acercarse.

Otro de los aspectos a resaltar es el económico costo por apreciar este espectáculo natural, que oscila entre 230 y 250 pesos (12,4 y 13,5 dólares) por persona.

Durante los días de festival también se ofrecen eventos culturales y gastronómicos.

La derrama económica que el festival genera para los habitantes de la zona es vital para sobrevivir el resto del año, ya que al término de la temporada de avistamiento los prestadores de servicios se reincorporan a sus actividades de pesca ribereña.

La ballena gris realiza la migración de mamíferos más larga del mundo, pues nada unos 18,000 kilómetros desde el frío Mar de Bering hasta las ricas aguas del Pacífico surcaliforniano.

Las grandes concentraciones de sal de los complejos lagunares permiten que los ballenatos floten y así se facilitan sus primeros aleteos.

La temporada de avistamiento dura unos cinco meses, dependiendo del arribo temprano o tardío de la ballena.

Anualmente, migran al estado más de 3,000 ballenas y nacen entre 1,500 y 2,000 ballenatos, que posteriormente regresarán al mar que los vio nacer. Es por ello que este cetáceo es conocido como la "ballena mexicana". 


 



yoselin