Nacional - Seguridad y Justicia

Autoridades desvinculan a sacerdotes asesinados del crimen organizado

2018-02-15

El portavoz remarcó que las autoridades continúan las "diversas líneas de...


México, 15 feb (EFE).- Los dos sacerdotes mexicanos asesinados la madrugada del 5 de febrero en el tramo carretero Taxco-Iguala no pertenecían "a ningún grupo de la delincuencia organizada", señalaron hoy las autoridades del sureño estado de Guerrero.

En una rueda de prensa, el portavoz de seguridad de Guerrero, Roberto Álvarez, desvinculó a los sacerdotes Iván Añorve Jaimes y Germaín Muñiz García de la actividad del crimen organizado, y señaló que todavía no se puede establecer el móvil del crimen.

La camioneta en que viajaban los dos hombres fue interceptada a su salida de una fiesta por individuos que, además de matar a los dos religiosos, dejaron lesionados a cuatro acompañantes, dos hombres y dos mujeres.

La Fiscalía de Guerrero apuntó tras el homicidio que Muñiz había sido fotografiado anteriormente "portando una arma de fuego de grueso calibre", así como "en compañía de hombres fuertemente armados pertenecientes a un grupo delictivo" que opera en la región.

Álvarez relató que durante la celebración a la que asistieron los sacerdotes hubo "un incidente con un asistente" que se encontraba "en estado inconveniente". No obstante, "ese incidente no fue ocasionado por los sacerdotes o sus acompañantes", matizó.

Asimismo, se dio una "fricción entre algunos vehículos en el momento de la salida del baile, entre los cuales se encontraba el vehículo donde viajaban los sacerdotes y sus acompañantes".

El portavoz remarcó que las autoridades continúan las "diversas líneas de investigación" para determinar el móvil del homicidio, y conseguir la "plena identificación" de los agresores.

El obispo de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, descartó que el asesinato de los sacerdotes esté vinculado con la delincuencia organizada y lo consideró un crimen relacionado con el ambiente de inseguridad que se vive en Guerrero. 


 



regina