Cultura

La bandera mexicana, un emblema plagado de símbolos y elementos naturales

2018-02-24

La ilustración captura el momento de fundación de la gran Tenochtitlan por parte de...

Zoilo Carrillo

México, 24 feb (EFE).- La bandera mexicana tiene un total de 10 elementos naturales, lo que la convierte en el emblema con más referencias a la naturaleza de todo el planeta y en una mezcolanza de símbolos sobre la cosmovisión y el comportamiento de la civilización mexica.

La ilustración captura el momento de fundación de la gran Tenochtitlan por parte de los mexicas, que venían buscando la emblemática imagen del águila posando sus garras sobre el nopal, a la que acompañan elementos "que muchos de los mexicanos desconocen" como el laurel o el chalchihuite, contó en una entrevista a Efe el biólogo Carlos Galindo.

Hoy, 24 de febrero, es el Día Nacional de la Bandera Mexicana, que sobre sus tres franjas escenifica con signos su cultura más ancestral.

El nopal es uno de los elementos más reconocibles y es que, además de ser el tipo de cactácea más abundante del país y ser uno de los alimentos más antiguos, es también considerado un árbol cósmico.

"Un árbol cósmico es una planta donde se para un ave y señala el lugar donde los hombres se pueden comunicar con los dioses", explicó el director general de Comunicación de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Bajo el nopal también figuran el laurel y el encino, dos especies mediterráneas que llegaron a México sobre el año 1800 y que la mitología griega consideraba como árboles cósmicos.

Prueba de ello es que ambos se encuentran adornando los oráculos más importantes de la historia, el de Delfos y el de Dodona, ubicados en Grecia.

Arriba del nopal está el águila real, símbolo de Huitzilopochtli, "el dios de los mexicas, que representaba el sol y la guerra".

Esta imagen la venían buscando tras una peregrinación que duró 100 años en los que el pueblo vagó por diferentes parajes del territorio mexicano.

El majestuoso rapaz apresa con su afilado pico una serpiente de cascabel, otro de los elementos. Curiosamente, es en México el lugar donde habitan más víboras de este tipo.

Además, es un símbolo que "está presente por muchos lados de la cosmovisión mexica", aunque en un inicio, en las primeras versiones de la bandera, no aparecía.

"Lo que hay en las primeras representaciones es un símbolo que está muy cerca del pico que es el atl tlachinolli, el símbolo de la guerra y que son dos estelas: una que es de agua y otra que son los campos quemándose", detalló el especialista.

Si uno observa con detenimiento, el nopal "está creciendo en una piedra viva que se llama tetl", que tiene forma de corazón y que constituye otro de los elementos presentes en el escudo mexicano.

El tetl está sobre un lago -donde ahora está edificada la capital mexicana- y sobre él hay unas proyecciones: un caracol y un chalchihuite.

Ambos elementos sirven como "adjetivos del agua", siendo el chalchihuite una piedra de jade, que confiere al agua el atributo de ser "valiosa como una joya", mientras que el caracol habla de la fertilidad del lugar.

Por último, cabe destacar un último elemento, que es el listón tricolor que une las ramas de encino y de laurel y que "estaba hecho de algodón mexicano".

A todo esto debe sumársele un último factor, el del tiempo: la fundación de Tenochtitlan se llevaba a cabo el 21 de marzo de 1325, según el calendario gregoriano.

Esta fecha representa el equinoccio de primavera y es el momento en el que "el año se parte en dos", algo significativo si le sumamos la percepción cósmica del nopal en la mitología mexica.

"Este emblema, además de decirnos: este es el espacio donde nos comunicamos con los dioses, nos dice que también es el lugar que parte al tiempo en dos", afirmó Galindo.

Para finalizar, el biólogo interpretó que los símbolos de la bandera tienen mucho valor por las diferentes culturas que integra.

"Es muy interesante porque muy pocos países han logrado ir tan lejos con su emblema", aseveró para después matizar que, "sin embargo, falta que la gente conozca todas estas historias" para preservar la oda a la naturaleza y a las creencias ancestrales que alberga el escudo mexicano. 
 



yoselin