Nacional - Política

Cancillería niega manipulación de Kuchner

2018-02-28

Desde antes de ganar las elecciones del 8 de noviembre, Kushner trabó una intensa amistad...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 28 FEB - La Cancillería mexicana negó haber manipulado al yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, pese a que en este país desde hace meses es muy conocida la versión de que era la "conexión" principal del presidente Enrique Peña Nieto con la Casa Blanca.

El diario The Washington Post publicó el martes que México y otros tres países intentaron influir en Kushner para acercarse a Trump, por lo que se le redujo su estatus de seguridad para evitar que use en provecho de otros países la información "top secret" que a diario circula en el gabinete del magnate.

La cancillería señaló que "todos los encuentros que ha sostenido" el ministro Luis Videgaray con Kuchner "han sido estrictamente profesionales", atendiendo "a sus intereses, pero "tratando de llegar a acuerdos".

Desde antes de ganar las elecciones del 8 de noviembre, Kushner trabó una intensa amistad con el ministro de Relaciones Exteriores de México y el hombre más cercano al mandatario.

De hecho, el esposo de Ivanka es quien habría organizado el desastroso viaje de Trump a México a fines de agosto de 2017, que le costó el cargo de ministro de Finanzas a Videgaray, aunque en enero pasado fue designado como canciller.

La semana pasada, la prensa estadounidense publicó también que Peña Nieto y su par de Estados Unidos, Donald Trump, decidieron cancelar una visita a Washington del primero prevista en las próximas semanas debido a diferencias sobre el muro fronterizo que proyecta el magnate. Según esta filtración, ambos sostuvieron el pasado día 20 una "áspera" conversación telefónica en la que no cedieron en su postura respecto al tema, pues México ha dicho que no pagará "ni un centavo" de esa barrera. Analistas mexicanos sospechan que detrás de la planificación de la visita, como de otra prevista en enero pasado que también se canceló por divergencias sobre el mismo tema entre Peña y Trump, están Kuchner y Videgaray.

"Qué necedad de buscar una reunión entre los presidentes cuando, obviamente, sería catastrófico", se preguntó la analista Ana María Salazar. Según la cadena CNN, la llamada, de casi 50 minutos, fue "menos hostil" que la de un año anterior, previa a la otra visita fallida, pero no tuvo resultados, por lo que el eventual encuentro sería "incómodo y nada productivo".

El matutino de la capital estadounidense, que cita informes de inteligencia que llegaron al escritorio de H.R. McMaster, consejero de Seguridad Nacional, señaló que funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos, China, Israel y México, sostuvieron reuniones con Jared Kushner.

"Platicaban entre ellos en privado para discutir las maneras en las que podían manipular, tomar ventaja e influenciar a Kushner", señalan los reportes. Salazar considera que "en cuestiones diplomáticas, siempre es bueno buscar los mecanismos formales y no los compadres y amigos". "Con los resultados que ha tenido Videgaray en mover hacia delante la relación bilateral, obviamente Kushner no ha sido el mejor interlocutor", señaló la académica, quien recordó que Kuchner está a punto de perder su trabajo en la Casa Blanca.

Además, afirmó que el "yerno incómodo" posiblemente enfrente una investigación penal por la interferencia de Rusia en las elecciones y sus vínculos con el gobierno chino. A pesar de los contactos entre Videgaray y Kuchner, todo parece indicar que las relaciones bilaterales no dejan de estar en su peor nivel en varias décadas, como desde el inicio de la gestión de Trump.

Sin embargo, no han cesado los contactos y las visitas de altos funcionarios del gobierno de Washington al país y de funcionarios mexicanos a Washington.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, viajó a México a principios de febrero para reunirse con el presidente Peña y el canciller Videgaray, en el marco de una gira latinoamericana.

En conferencia de prensa conjunta con Tillerson, Videgaray declaró que "la relación bilateral es más cerca y fluida" con la administración actual que con la de Obama, pero los expertos en México estiman que las cosas son exactamente lo contrario. 



regina